Manual de usuario del buen súbdito


Extracto del último comunicado interceptado por uno de nuestros agentes. Confío en vuestra habitual discreción para no comprometer su seguridad y garantizar la recepción de posteriores informaciones

Queridos compañeros:

Parece ser que algunos ciudadanos españoles -y de muchos otros países- no se están comportando demasiado bien, creando tensiones inútiles y distrayéndose de lo que deben ser sus verdaderos quehaceres. Lo llaman «despertar«, pero creedme, en realidad no es más que una fuente de problemas y malestares. Antes todo estaba bien, pero si continuamos gestionando esto de manera adecuada obtendremos mucho más. Me resulta gracioso que todos pretendan saber de política, economía y hasta participar en la toma de decisiones! Absurdo, debemos evitar que eso ocurra.

Por todo el mundo están ocurriendo cosas terribles para nosotros. De lo de Grecia que os voy a contar que no sepáis, es terrible lo que allí pasa. Todos tenemos alguna Sociedad o empresa que ha invertido grandes cantidades de dinero en el país heleno confiando ciegamente en lo que los propietarios de Europa -Inglaterra, Francia y Alemania- nos dijeron en su momento y ahora hasta es posible que no cumplamos los objetivos de remuneración esperados. Muchos inversores se nos echarán al cuello, eso es algo que tenemos que solucionar cuanto antes, de todas maneras dispondremos, como siempre, de la ayuda del aparato político de los países de la eurozona.

Sigue leyendo Manual de usuario del buen súbdito

Anuncio publicitario

Relato: Jhony 20


No todo van a ser preocupaciones, guerras, indignados y conspiraciones.
Hoy te traigo un relato escrito por Towanda que me gustó. Es cortito y se lee en 3 minutos

Jhony 20

Mi nombre es 20, Jhony 20, y no recuerdo dónde nací. Lo que sí sé es que no me queda mucho tiempo.

He viajado largo rato por el mundo; cruzado fronteras en varias ocasiones sin mostrar nunca mi identidad, nunca fue necesario; he paseado al lado de chicas maravillosas y he compartido sábanas con ancianas solitarias.

Me vi involucrado en un asunto turbio relacionado con drogas. No era la primera vez.
Recuerdo una tremenda reyerta por unos gramos de coca… En ese escenario estaba yo, impasible, como un tipo duro y frío, casi diría, valiente y altivo ante la situación. Ese día había salido «a pillar algo» con Alex, un gran «cabeza loca», empeñado desde chico en complicarse la existencia. ¡Con la buena vida que habría podido llevar!…

Tras la tremenda trifulca, me separé de él. No tengo grandes recuerdos de lo que ocurrió después porque, creo, que iba un poco «puesto». Después de muchas vueltas, recorriendo bares de copas, conocí a Graciela; hermosa mujer. Trabajaba en la calle y alquilaba su cuerpo al mejor postor.

Sigue leyendo Relato: Jhony 20

Concurso: La Campana de Cristal


Esta entrada pertenece al “I Concurso Blog de Mino”,
cuyo premio consiste en un PDA con teléfono (Más información aquí)
Puedes consultar y votar sobre este y otros artículos del concurso aquí

LA CAMPANA DE CRISTAL

(Autora: Mª Auxiliadora Fonellosa)

Fue el regalo del abuelo, cuando cumplí los dieciocho años.

La joya de la familia, aquella Navidad pasó a ser de mi propiedad, era mi sueño.

La recuerdo, orgullosa dentro de su vitrina, en el comedor de la familia.

Todas las Navidades se oían sus sonidos melódicos. Era una campana tan hermosa, tan señorial, había pertenecido a la familia, desde que el abuelo volvió de la batalla de Cuba. Decía que la había ganado en una apuesta, a mí, por aquel entonces eso no me importaba…era una campana de grandes dimensiones, pedacitos de cristal unidos unos con otros y de diferentes colores, que cuando se los golpeaba con una batuta metálica producían notas musicales de diferentes sonidos, unidos unos con otros, eran canciones.

Mi campana de cristal me acompañó el día que le declaré mi amor a mi novia. Recuerdo cómo aquella noche, una linda canción, le prometió amor eterno. También vio crecer a mis hijos, y enseñarles las primeras letras.

Sigue leyendo Concurso: La Campana de Cristal

Concurso: Amigo Conductor


Esta entrada pertenece al “I Concurso Blog de Mino”,
cuyo premio consiste en un PDA con teléfono (Más información aquí)
Puedes consultar y votar sobre este y otros artículos aquí

(Autor: Diego Sánchez)

AMIGO CONDUCTOR

    Daniel siempre acaba su jornada laboral a las nueve y media de la noche y desde su puesto de trabajo hasta su hogar solo le separan veinte minutos en autobús. ¿Por qué entonces no regresa a su casa hasta después de las diez y media?

Este comienzo no es un problema matemático, ni tampoco nos encontramos ante una adivinanza, es algo mucho más habitual y sencillo que todo eso y se llama INCOMPETENCIA.

     El honrado joven necesita del autobús para desplazarse desde el trabajo hasta su hogar, pero esto el conductor no debe entenderlo muy bien, ya que día tras día pasa por delante de la parada sin hacer ningún ademán de detenerse. Pero ¿por qué?

Cualquiera que leyera el inicio de este artículo podría pensar que el conductor se lleva muy mal con Daniel, o que éste es tan pequeño que apenas puede vérsele a tres metros. Pero no es el caso.

Sigue leyendo Concurso: Amigo Conductor