La Bolsa, la Plandemia y 1984 de G. Orwell


Algunos analistas de Mercados Financieros se han percatado de que la situación actual forma parte de un plan. De hecho, ya la comparan con la novela «1984» de George Orwell


LECTURA: 2 minutos
Ya está acabado el mes de agosto, una época donde habitualmente hay poco movimiento de inversiones en Bolsa, aunque este 2020 ha sido diferente, consiguiendo alzas históricas. Y todo ello a pesar del bajo volumen de contratación en todo el mundo debido a la gestión de la pandemia. De hecho el SP500 y el Dow Jones han vivido la paradoja de marcar unos beneficios superiores al 7%.

No se veía algo así desde 1984, que casualmente da nombre al libro escrito por George Orwell, una distopía que trata los peligros del aumento de poder y control de los gobiernos y su capacidad de erradicar el criterio de los ciudadanos a base de controlar, someter y manejar toda la información.

«La historia no se repite pero a veces rima» escribió Mark Twain. El rally desde mínimos del 23 de marzo está siendo estelar e histórico, el Nasdaq ha ganado casi un 80% y el resto de índices cerca del 60% en poco más de 6 meses, un evento singular pero que guarda cierta similitud con otros de la historia:

Imagen

Al igual que en «1984» la propaganda de las autoridades parece estar funcionando de manera óptima en los mercados financieros, donde se aplaude la aplicación de las políticas de reflación de activos y estímulo de las alzas ininterrumpidas de las cotizaciones.

En lo que respecta al ciudadano de a pie, no puede más que observar como se empobrece a marchas forzadas a pesar de los cheques que reciben periódicamente. Entretanto las cuentas del Estado se desangran, el mercado de trabajo se deteriora y sus perspectivas de futuro también.

Para la población en general también han pasado desapercibidas las novedades anunciadas por Jerome Powell (Jefe de la Reserva Federal Estadounidense) donde -resumo muy escuetamente- afirmó que va a dejar que los precios superen el 2%, permitiendo además que sigan al alza. Estamos hablando de una inflacción que afectará de forma directa a los ciudadanos, sobretodo a las clases bajas. Y si piensa que lo que ocurre en Estados Unidos no afectará a España u otros países, le aseguro que está usted equivocado.

«La maquinaria propagandística del gobierno y la desinformación generalizada (1984) son herramientas imprescindibles para unos gobernantes que se han embarcado en el mayor experimento monetario de la historia, controvertido y con dudosas posibilidades de éxito»

Esas políticas de creación de dinero de la nada -tipos cero, represión financiera- están empobreciendo al 90% y enriqueciendo al restante 10%, erosionando además la estabilidad empresarial, generando burbujas financieras, descuidando la productividad, destrozando las finanzas públicas y cortando la posibilidad de crecimiento futuro.

Todo está orquestado y todo previsto. La única variable de la ecuación se encuentra en la respuesta ciudadana, aunque -al igual que en «1984»- es modulada mediante técnicas de diseño del comportamiento poblacional.

Y lo único que puede frenar esta locura es que el máximo de la población desarrolle su criterio y conozca estos planes. Aunque no lo parezca, la receta para lograrlo es muy sencilla:

  1. Muy importante: Elimine o reduzca a la mínima expresión el consumo de TV y prensa.
  2. Lea algún libro, el que quiera y de la temática que sea, pero LEA.
  3. Relaciónese con el mayor número de personas posible.

REFERENCIAS:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s