El Blog de Minín

Opinion alternativa

Noticias Breves (III)


Al final voy a tener que poner una sección específica para este tipo de noticias, puesto que una vez que te fijas, comienzas a ver que ésta es una de las metodologías más comunes que utiliza la falsimedia de manera sistemática para distraernos. Esta es otra noticia importante y que nos afecta de una manera directa a todas las personas que están leyendo esto, pero a la cual los medios apenas le dan relevancia.

DENUNCIAN QUE MUCHOS FÁRMACOS NUEVOS SON COPIAS

El recorte de periódico que ves a la izquierda lo leí el día 17-04-2011 en la edición en papel de La Nueva España (la edición digital la puedes consultar aquí). Esta es otra importante noticia que nos debería de interesar sobremanera a todos y que los mal llamados “profesionales de la comunicación” dejan en dos simples frases, esto ya es el colmo.

De todas maneras voy a hacer el trabajo que no hacen los periodistas, que es contar la noticia lo mejor posible.

El presidente del Instituto Catalán de Farmacología, Joan-Ramon Laporte, denuncia la práctica habitual de los laboratorios farmacéuticos, que ante la falta de nuevos desarrollos, patentan fármacos que en realidad son “copias” de los ya existentes.

Afirma además que los nuevos fármacos conllevan “unos riesgos asociados que pueden hacer enfermar a la población“. Suena fuerte, ¿No? Pues eso no es nada en comparación de lo que realmente intenta advertirnos el Dr. Laporte. Más adelante, en este mismo texto te explicaré que información está intentando hacer llegar Joan-Ramon a los médicos que nos atienden en las consultas.

He rastreado la noticia y, como siempre, proviene de una sola fuente, la agencia EFE, por lo que prácticamente en todas las publicaciones se cuenta exactamente lo mismo, incluso repitiendo todas y cada una de las palabras.

Pero antes de nada, quiero mostrarte cómo se falsea una noticia y denunciar públicamente el tratamiento y manipulación sistemática de la información a la que nos someten los periodistas. Voy a explicarte minuciosamente que te indica claramente que esta es una noticia manipulada:

– Lo primero: El tamaño. Son dos, las frases que se dedican en el artículo para tratar este asunto crucial en nuestras vidas, puesto que los medicamentos nos rodean. ¡Es ridículo en contraste a su importancia!. Usan la misma técnica que los bancos, aseguradoras o las empresas: La letra pequeña. Si es pequeño, inconscientemente pensamos que “no tendrá importancia”. Como ya demostré en la parte I y II de esta serie, es una práctica habitual en el periodismo actual.

– Lo segundo: Tendenciosa. No tienes más que fijarte en el comienzo del título: “Denuncian que…“. Al titularlo de esta manera, el periodista no está dando por buena la información, si no que se limita a decir que “alguien” ha denunciado. Ahora, que sea verdad o no es otra cosa distinta, parece querer decir.

– Tercero: Falsedad. He de reconocer que el autor del artículo es un maestro con el lenguaje, puesto que con ese título, además de ser tendenciosa, el periodista está creando en los lectores una duda sobre la credibilidad del contenido, puesto que no está dando por válida la veracidad de la investigación realizada por Laporte y su equipo.

Joan-Ramon Laporte

Suma y sigue. El resultado que provoca en el lector es claro: Noticia ligeramente tendenciosa + poca credibilidad + tamaño minúsculo= “Humm, no es interesante, la borraré de mi memoria, por cierto, ¡mañana juega el Barsa!”. De esta manera el borrego de turno sigue viviendo en Babia.

Pero ahora pregúntate, ¿Tantas molestias por una sola noticia? ¿Tan importante es que no se sepa o que no se le haga caso? La respuesta es sencilla, reflexiona un momento: ¿A cuánto se traduce en euros para las compañías farmacéuticas el que un porcentaje de la población -y los médicos- reciban el mensaje de Joan-Ramon Laporte y comience a desconfiar en los medicamentos? Te recuerdo que el sistema de Sanidad Español se gastó durante el 2009 más de 12.500 millones de euros, eso sin contar los medicamentos sin receta. Por lo tanto si tan solo un 1% de la población dejara de medicarse para cosas absurdas, ello supondría una pérdida de ingresos para las farmacéuticas de más de 12 millones de euros, o lo que es lo mismo, dejarían de ganar 1 millón de euros anuales mensuales (tuve un pequeño lapsus con los meses).

Pero, ¿Porqué escribe estas cosas el Sr. Laporte? ¿Qué gana atacando de esa manera a la industria farmacéutica? ¿Acaso el no es médico? ¿No es catedrático también? Voy a explicar el misterio; lo que gana este señor atacando de esa manera a los gigantes farmacéuticos es algo muy simple: Su sueldo, puesto que su trabajo consiste precisamente en estudiar y analizar que las cosas se hagan procurando nuestro bien, no el beneficio económico. Raro encontrar eso hoy día, ¿No?

Al respecto, me he sorprendido gratamente al encontrar una fundación médica como la que preside que no esté directa ni indirectamente influenciada por la industria del medicamento y que además procure realizar bien su trabajo. La fundación que preside el Dr. Laporte deja muy claros sus objetivos:

El objeto fundacional del Instituto Catalán de Farmacología es promover la prescripción razonada de los medicamentos y la utilización efectiva y eficiente de los medios terapéuticos.

Como decía al comienzo, la sucinta frase que publican en prensa de Joan-Ramon Laporte (“los nuevos fármacos conllevan unos riesgos asociados que pueden hacer enfermar a la población“) no es nada comparado a lo que refleja en sus escritos, fruto de sus muchos años de investigación. Para ello voy a reproducir parte del documento “Actualización en Farmacología” correspondiente al año 2007 (el del año 2010 no lo he podido encontrar):

En el Update de 2003 calculábamos que, vistos los resultados de los ensayos clínicos y metanálisis publicados en 2002, el tratamiento hormonal sustitutivo (THS) podía haber causado miles de casos de cáncer de mama, enfermedad tromboembólica e infarto de miocardio sólo en España. El número de víctimas en todo el mundo se cuenta por decenas de millares. En el año 2004 se puso en evidencia que en niños y adolescentes los antidepresivos ISRS incrementaban el riesgo de ideación y conducta suicidas en más de tres puntos porcentuales, que este efecto era conocido por los fabricantes, y que éstos habían ocultado o disimulado el problema. También en el 2004, el Vioxx® fue retirado del mercado debido a sus efectos indeseados cardiovasculares. Unos meses más tarde se retiraba el valdecoxib, y algunos países (por ejemplo Estados Unidos) decidían no aprobar el etoricoxib, por los mismos riesgos (en España fue aprobado). Este año, el infarto de miocardio, la insuficiencia cardíaca y el incremento de mortalidad asociados a fármacos antidiabéticos han ocupado nuestra atención.

Si, lee de nuevo el párrafo, porque cosas como las que dice no deberían ocultarse, como se pretende. Habla de “miles de afectadas -solo en España- a las que los fármacos les han provocado cáncer de mama, derrames cerebrales y ataques de corazón, el número de víctimas en todo el mundo se cuenta por decenas de millares“. Más que en cualquiera de las últimas guerras. Todo ello por tomar un medicamento que “dicen” que disimula los efectos de la menopausia. Medicamentos además que, o no están suficientemente probados o que directamente tienen falseados los resultados.

El texto donde dice palabras tan fuertes corresponde a la publicación anual “Actualización en Farmacología 2007″, en cuyas últimas jornadas celebradas el 15 de abril del 2011 se presentaron parte de los resultados que te muestro  al inicio del artículo (enlazo los documentos completos al final del artículo). Ya en las jornadas “Update 2010”, Laporte afirmó que “2009 ha sido el año de la pandemia fantasma de gripe, la pandemia de alarmismo, de recomendaciones injustificadas y de aplicación de medidas no basadas en pruebas” (hablando sobre la cacareada Gripe A).

Sus datos son aplastantes, las opiniones están ahí para quién quiera escuchar y no hay margen de error, puesto que los hechos son irrefutables. En los años de investigación y en los cientos de estudios realizados por el Dr. Laporte nadie ha podido siquiera rebatir sus conclusiones.

Una vez acabado de escribir este texto no podía quitarme de la cabeza el nombre de este galeno, más que nada porque se parecía a “Laporta”, pensaba yo (es un entrenador o algo de fútbol?). En cuanto hice una búsqueda para poner una foto suya adornando el artículo ¡lo reconocí de inmediato!. Qué gracia, porque hace poco más de dos meses que en este mismo blog publiqué una entrevista suya.

Es curioso como me llaman la atención noticias que deberían pasar desapercibidas y como sin saberlo me he encontrado con este señor del que ya había publicado otras cosas. Tengo que revisarme la memoria 🙂

PARA SABER MÁS:

– Noticia en El Confidencial.

– Entrevista a Joan-Ramon Laporte en La Vanguardia

– Noticia en ADN.es

UPDATE 2007 (para profesionales)

UPDATE 2008 (para profesionales)

Anuncios

Written by Mino

19/04/2011 a 00:01

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: