El Blog de Minín

Opinion alternativa

Minas de Oro en Salave (2)

with 20 comments


(...continuación de la parte 1)
Leo sin sorpresa el siguiente titular en La Nueva España del día 15 de septiembre del 2010: "ASTURGOLD PIDE LICENCIA PARA SONDEAR LA MINA DE ORO DE SALAVE, EN TAPIA". Digo "sin sorpresa" porque es algo que se veía venir desde que ojeo de manera habitual la sección de economía de los periódicos; En los últimos meses el  ascenso de la cotización de oro en los mercados ha sido imparable. Era uno de los pasos lógicos a seguir (tal y como ya adelanté en actualización del 17/8/2010 del anterior artículo sobre las minas de oro).

La compañía Asturgold tiene mucha prisa para comenzar a extraer el oro allí acumulado. La razón no es otra que ahora es el momento, puesto que la subida de precio que ha experimentado desde principios del año 2010 ha sido brutal, una de las mayores subidas en su historia. En tiempos de crisis el oro es un valor que no se devalúa, si no todo lo contrario. Al tener una gran solidez y sobretodo, ser algo físico (no como el dinero-deuda), las personas que no quieren arriesgar su dinero invierten sin dudar en el precioso metal.

¿En qué posición pone esto a Kola Mining (decir Kola Mining, CP Capital Group, Asturgold, Rio Narcea Gold Mines o cualquiera de las empresas del grupo, es lo mismo que decir Cary Pinkowski)? Queda en una posición de nerviosismo, mucho nerviosismo, porque cada día que pasa sin que puedan tocar ese oro están dejando de ganar (que no es lo mismo que perder) una cantidad de dinero impresionante. Ello les ha llevado a acelerar la apertura de una oficina en pleno centro de Tapia de Casariego, muy cerca del ayuntamiento.

Los nervios están a flor de piel en Asturgold porque unos impertinentes vecinos de Mántaras y Tapia intentan evitar a toda costa que Asturgold pueda ejercer su legítimo derecho a extraer ese oro. “Legítimo derecho” al menos de cara a la galería, puesto que es bien sabido que el derecho de cualquiera encuentra sus límites en el momento en que choca frontalmente con los derechos de los demás. Y los vecinos de los alrededores tienen derecho a que no destrocen su entorno de una manera tan salvaje, por mucho que los dirigentes de turno digan que si pueden, los políticos van y vienen, pero esas personas viven ahí gran parte de su vida. También tienen derecho a que la ambición humana no cambie para siempre sus vidas, con unas consecuencias como mínimo inciertas, pero casi siempre negativas. Y tienen derecho a que sus animales, sus cultivos, su agua, su aire, sus alimentos y ellos mismos no sean contaminados con productos químicos tan peligrosos como el cianuro o el mercurio, incompatibles con la vida terrestre.

Para más INRI, en Asturgold saben que no pueden comenzar la explotación de la mina hasta que no se celebren las elecciones autonómicas en el 2011, por lo tanto quieren adelantar todo el trabajo y papeleos que sea posible, cuanto antes mejor. La pregunta para alguien bienintencionado debería ser obvia:

– ¿Porqué es necesario esperar a las elecciones?

Respuesta de la compañía minera: Porque si sobornamos a los políticos que están actualmente en el poder y éstos pierden las elecciones, tendremos que sobornar otra vez a los nuevos inquilinos.

LNE 15/09/2010

Si únicamente se tratase de dinero la cosa no tendría mayor importancia, puesto que ello no sería problema. Pero cuando hablo de sobornar me refiero a que hay en juego otra serie de factores inmateriales que dificultan este asunto: Favores, relaciones personales, favores de favores, dinero, poder, informaciones valiosas, relaciones de relaciones y sobretodo apariencia. Básicamente en eso radica la esencia, en la apariencia, al menos en lo que a ti respecta como simple espectador que eres. Esto es una función teatral y los actores intentan distraer y entretener al público para que no se sepa que ocurre entre bambalinas. Si toda la verdad saliera a la luz, sencillamente se acabaría la función, viviríamos nuestras vidas sin distracciones y los actores tendrían que dedicarse a otras cosas. Es una pena, ya que no tenemos ni la unión ni la inteligencia para acabar con esta farsa, pero de momento podemos abuchear y hasta tirar algún tomate que otro al escenario, sin ser necesario que lo haga todo el público. El acto del “abucheo” no agrada a ningún actor, por lo que si en un momento dado los abucheos son tan grandes, los actores (políticos) renunciarán a cualquier posible beneficio personal, puesto que antes que nada está lo que yo llamo su Instinto de Supervivencia Básica (ISB): La permanencia en el poder.

Sin ir más lejos tenemos como ejemplo a Gervasio, el flamante alcalde del pueblo de Tapia de casariego, que en un principio era un entusiasta pro-mina y hoy día es un acérrimo defensor de la salud y derechos de sus habitantes, todo un ejemplo de honestidad y decencia (por si alguien no se ha dado cuenta, estoy siendo irónico). Por supuesto que Don Gervasio si hubiera seguido con su idea de abrir la mina hoy no sería más que otro vecino más en Tapia, despojado de su poder, pero al igual que todo político que huele el peligro, se activó de inmediato en él su ISB: Mantenerse en el poder.

Las compañías en algún momento dado pueden temer al juez (que no deberían, puesto que como cualquier otra persona, un juez es sobornable de diversas maneras), pero los políticos a quien más temen es a la opinión pública. De ahí obtienen su poder. La gente les concede su pequeña parte de derechos, de toma de decisiones, siendo administrado ese poder total por unas pocas personas. Si tú les dejas de dar ese poder, se quedarán sin el.

Ya sabemos cual es el escenario, cuales los actores y el objetivo de la función. Hasta aquí la situación actual política y económica de la apertura de la mina. Vamos a analizar los escenarios para tener claras las consecuencias, para ello he elegido tres explotaciones auríferas asturianas: Salave (El Antes), El Valle-Boinás en Belmonte de Miranda (El Durante) y la mina de oro en Carlés, Salas (El Después).


——————————————————–

SALAVE (Tapia de Casariego, Asturias): El Antes


La mina de oro de Salave ya fue explotada inicialmente por los romanos y más tarde por los ingleses. Actualmente las características físicas y climatológicas de la zona han convertido el lugar en un paraje natural muy hermoso, de una gran biodiversidad y protegido por lo tanto por el POLA (Plan Territorial Especial de Ordenación del Litoral de Asturias). Realmente es un paisaje que no hay que perderse. Algunas de sus cuevas y túneles incluso llevan hasta los acantilados próximos:

Vista parcial de la Senda de los Lagos de salave


——————————————————–

Mina de oro en El Valle-Boinás (Belmonte de Miranda): El Durante


Esta mina se comenzó a explotar en 1997 por la compañía  Kimbauri, ahora propiedad de Orvana Mineral’s Corp. y aún continúa su explotación. El oro en esta zona se encuentra en forma de eléctrum (entre el 50 y el 10 % es plata) y preferentemente asociado a los sulfuros de cobre, calcopirita, bornita y calcosina, adosado a los bordes de grano de estos minerales o rellenando huecos y fracturas en los sulfuros y en los minerales de la ganga. Para separarlo de otros materiales se utiliza un método llamado de lixiviación con cianuro. Hasta no hace mucho se utilizaba mercurio (lixiviación con mercurio), con un nivel de extracción de un 67%, pero con el cianuro se consigue un 97% de rendimiento, asegurando prácticamente la total extracción del oro, por lo que es casi exclusivamente el método usado hoy día. Lamentablemente ambos compuestos son muy peligrosos para el medio ambiente, sobre todo para los humanos, por lo que en caso de rotura o filtraciones de la balsa que contiene el cianuro las consecuencias son tremendas a medio y largo plazo. Para que te hagas una idea 5 miligramos de mercurio (el contenido en una bombilla de bajo consumo) contamina más de 180.000 litros de agua.

En las fotos se puede ver que los operarios que trabajan en la mina apenas llegan a la docena, no hay más que observar el detalle de los camiones aparcados en la propia explotación, camiones que por otra parte no pertenecen a autónomos, si no que son de la compañía Volnor (Volquetes del Norte) ubicada en Llanera (Asturias).

El tamaño de la explotación es gigantesco. Es tan grande, que es prácticamente imposible plasmar en imágenes su escala real. Para ayudarte a que te hagas una idea he puesto una fotografía a toda resolución donde prestando atención puedes ver una excavadora de 17 toneladas así como los tremendos desprendimientos producidos al erosionar la montaña de esa manera. Bien, comienza el juego, ¿Donde está la retroexcavadora de 20 toneladas? Al primero que la encuentre le invito a una sidra:

En la visita a Belmonte de Miranda comprobé con sorpresa que a sus habitantes en realidad la mina les daba igual, ni fú ni fá. El motivo no es otro que dicha mina en realidad no se encuentra cerca del pueblo, si no a más de 10 Km de distancia. Una vez recorridos (hay 2 ó 3 montañas de por medio) me dediqué a verificar si la mina “trae vida” al pueblo adyacente -Begegas- o si se ha producido un “boom económico” con tanto oro circulando. Ni lo uno ni lo otro. La gente del pueblo NO está “encantada con la mina”, puesto que los únicos beneficiarios son los hosteleros que se dedican a dar los menús diarios a la docena de trabajadores (entre los generadores eólicos y la mina) que van a comer diariamente.

Y a pesar de todo siempre hay gente que no puede ver más allá de sus narices. En la web “noticias.grao.net” se puede leer lo siguiente cuando se enteraron a principio del 2010 de la entonces posible reapertura de la mina:

Juan Antonio Cotarelo y su esposa, de Casa El Gordo de Boinás, también sufrieron en sus propias carnes el cierre de las instalaciones auríferas. Llegaron a dar más de cien comidas al día y de la noche a la mañana tuvieron que cerrar y buscarse las habichuelas fuera de Belmonte. Ahora quieren ver el final del túnel. «En unos años el pueblo ha muerto. La mayoría de los bares han cerrado y casi todos los jóvenes se vieron obligados a marchar. No hay duda de que los nuevos trabajos serán buenos para el pueblo. Nos dará vida y la zona podrá resurgir. Espero que la gente que tuvo que irse pueda volver», señalaba ayer a las puertas de su establecimiento, completamente vacío.

Es triste porque Juan Antonio Cotarelo y su esposa no se han dado cuenta de que depender de la mina solo les lleva a un destino económico con fecha temprana de caducidad. Si obtienen algún beneficio solo será breve; Tarde o temprano el oro se acaba, la compañía minera se marchará y solo quedará un vasto agujero contaminado en su tierra natal y también en sus vidas.  He intentado hablar con el resto del pueblo y alrededores, pero la gran mayoría tienen miedo de decir lo que piensan y las únicas declaraciones sinceras que se pueden conseguir es bajo el anonimato. Nadie quiere tener problemas con el resto de los vecinos.

Por cierto, aunque oficialmente es la compañía Kinbauri la propietaria de esta mina, me he enterado de que es explotada por la multinacional bolivariana Paititi S.A. desde marzo del 2010. Paititi es a su vez propiedad de la gigantesca empresa canadiense Orvana Minerals, que recientemente ha adquirido el 97% de Kinbauri. El acuerdo de explotación por parte de Paititi se puede leer en el BORME (Boletín Oficial del Registro Mercantil dependiente directamente del BOE) con el número 178376. Está claro que el objetivo inmediato de esta estrategia es conseguir la disolución de responsabilidades en caso de accidentes medioambientales graves, etc. Esta estrategia es un clon de la empleada por Asturgold en Tapia de Casariego.


——————————————————–

MINA DE ORO EN CARLÉS (Salas, Asturias): El Después

Kinbauri ya obtuvo todo lo que quiso de esta mina de oro, ahora se encuentra cerrada. Lo de cerrada es un decir, porque existe ningún tipo de limitación seria para acceder a la mina o a sus galerías. Afortunadamente no es muy grande (en comparación con otras, como la de Belmonte) y por lo tanto el destrozo es menor, pero en las fotos siguientes se puede ver como ha quedado la mina años después. Por supuesto que no hay rastro de reparación del terreno, ni de replantaciones vegetales ni nada que se le parezca a una mínima recuperación del entorno. Se abandona todo tal como está y “pies para que os quiero“:

Con los nuevos métodos de extracción con cianuro, en los planes de Kinbauri entraba el reabrir de nuevo esta mina y la de Belmonte (ya reabierta)  entre el año 2010 y el 2011. Sobre este tema no puedes perderte el estupendo artículo publicado en elcomentario.tv a mediados de julio:

El gold astur se menea gracias a la oca augur y a los mercenarios de la nueva Roma que viene a por el oro: Canadá

Ya se pueden poner las pilas los habitantes de Soto de los Infantes, Pereras, Viescas, Vega de los Infantes, Ovanes, Ablaneda, Salas y en general todos los que son bañados por el Río Narcea, puesto que a buen seguro (ojalá me equivoque) se verán afectados tarde o temprano por la explotación de esa mina. Desde aquí quisiera advertir a los habitantes de los alrededores que no permitan la reapertura de la mina, puesto que con los nuevos métodos de extracción de oro, el destrozo va a superar todo lo imaginable.

He oído comentarios de que el alcalde de Salas (D. José Manuel Menéndez Fernández) ya se está frotando las manos. ¿Tendrá frío? No, lo que le pasa es que solo puede ver la zanahoria con forma de pepita de oro que le ponen delante. Si Don José tiene su sentido común obnubilado por la avaricia, sería buena idea que sus vecinos activaran su ISB (Instinto de Supervivencia Básica).

CONCLUSIÓN

Antes de nada quisiera dar las gracias al usuario de este blog cuyo alias es Clarin, puesto que sin su inestimable -aunque interesada- ayuda, este artículo probablemente jamás se hubiera escrito. Las opiniones volcadas en la parte primera de este artículo por dicho usuario, han sido el detonante que me ha llevado a investigar y visitar -para tener material de primera mano- las minas de Carlés, El Valle en Belmonte y Salave. Gracias a este usuario, paradójicamente con más que evidentes intereses mineros, he podido constatar los siguientes hechos de primera mano:

La política de todas las compañías mineras canadienses es mentir descaradamente y sin pudor si ello puede beneficiar a sus intereses. Quisiera advertir a los habitantes de Tapia, Salave, Mántaras y Carlés (Salas) sobre ello. No tienen que fiarse de sus palabras y sus aparentes deseos de ayudar a los demás con trabajo, riqueza, estabilidad, etc. puesto que es todo falso.

Por encima de todo, están los beneficios de la compañía minera, el resto de cosas quedan automáticamente relegadas a un segundo lugar. Las opciones como ser respetuosos con el entorno es por propia definición incompatible con su actividad. La salud de los habitantes locales también queda relegada a un tercer lugar, puesto que las posibles bajas que puedan ocurrir no entran en sus estadísticas de accidentes.

Los beneficios de una actividad de extracción aurífera y posterior procesado del material, únicamente llegarán -económicamente- a unos pocos. A saber: Media docena de cargos políticos, otras tantas personas del área directiva de la empresa y a lo sumo 20 ó 30 trabajadores. Entre los trabajadores quiero recordar a Ceferino, que murió enterrado por varias toneladas de tierra en su retroexcavadora en la mina de Belmonte (Boinás) en julio del 2010. DEP.

Como los sucesos que ocurren en otros países nos pueden parecer muy lejanos, para este artículo he querido centrarme exclusivamente en Asturias, pero no hay que olvidar que en el resto de España y del mundo hay sucesos similares. Los españoles no tenemos gran experiencia en convivir con minas de oro, por eso es buena idea echar un vistazo a otras personas que si la tienen. Para ello remito a todas las personas afectadas a que lean en la primera parte de este artículo, cómo han afectado las minas de oro a los habitantes locales. He puesto textos, imágenes y vídeos.

Es importante advertir que la operación de minas de oro afecta de manera irreversible a los ecosistemas donde se instalan, ya que interrumpen los ciclos del suelo, el agua y el terreno. Son actividades efímeras que inyectan recursos económicos en forma muy asimétrica. Los cambios sociales que producen colapsan rápidamente al cerrarse en forma definitiva los yacimientos (como ya hemos visto en la mina de Belmonte de Miranda).
Por último es necesario que los habitantes sepan que aparte del choque creado con su clausura, también se generan además dos grupos de impacto ambiental (1):

  1. El primer grupo  comprende los efectos ambientales adversos registrados durante las actividades de exploración, puesta en marcha y explotación, es decir, la contaminación creada durante su funcionamiento (1).
  2. El segundo grupo -que comienza con el cierre de la mina- no suele tener plazo y es de comportamiento impredecible. Comprende las posibles descargas de cianuro y metales pesados. Cuando una mina de oro se cierra deja para la generación actual y sus descendientes una importante modificación geomorfológica y ecológica, y peligrosos depósitos de residuos tóxicos (1).

En el actual marco de incertidumbre social y económico lo más sensato es afianzar economías regionales basadas en el uso sustentable de los recursos naturales, y no en la radicación de emprendimientos mineros efímeros y de alto riesgo ambiental (1).

(1) Estas acertadas frases no son  mías, fueron escritas por el biólogo Dr. Raúl A. Montenegro a mediados de esta década para la oenegé FUNAM.

——————————————————–

Las cosas que pueden pasar en una mina de oro se pueden ver en el impresionante reportaje fotográfico realizado entre el 2006 y 2008 por “Ursula” en esta página, en la que en un alarde de humor negro la compañía minera “Golden Hill Ltd” le puso de nombre a la mina “Mina Bellavista”. Pero no queda ahí la cosa. Para quién aún tenga dudas del peligro de una mina de oro con los métodos de extracción de lixiviación con cianuro, paso a publicar el informe completo realizado por un grupo de ingenieros en costa Rica. El texto se encuentra escrito en un lenguaje ameno y comprensible para cualquier persona:


——————————————————–

MINERÍA DE ORO A CIELO ABIERTO Y SUS IMPACTOS AMBIENTALES

1.1. QUÉ ES LA MINERÍA A CIELO ABIERTO

1.1.1. Definición y Caracterización de la Minería a Cielo Abierto
y sus Impactos

En lo fundamental, el tipo de minería que se desarrollaría en las explotaciones de oro que se pretenden implementar en Costa Rica es el de “minería a cielo abierto por lixiviación con cianuro”. Por las implicaciones que tiene este tipo de minería, se tratará de ser exhaustivo en su descripción.

La minería a cielo abierto es una actividad industrial de alto impacto ambiental, social y cultural. Es también una actividad industrial insostenible por definición, en la medida en que la explotación del recurso supone su agotamiento.

Las innovaciones técnicas que ha experimentado la minería a partir de la segunda mitad del presente siglo han modificado radicalmente la actividad, de modo que se ha pasado del aprovechamiento de vetas subterráneas de gran calidad a la explotación –en minas a cielo abierto– de minerales de menor calidad diseminados en grandes yacimientos.

La minería a cielo abierto remueve la capa superficial o sobrecarga de la tierra para hacer accesibles los extensos yacimientos de mineral de baja calidad. Los modernos equipos de excavación, las cintas transportadoras, la gran maquinaria, el uso de nuevos insumos y las tuberías de distribución permiten hoy remover montañas enteras en cuestión de horas, haciendo rentable la extracción de menos de un gramo de oro por tonelada de material removido.

Existe consenso en la literatura sobre el tema en el sentido de que ninguna actividad industrial es tan agresiva ambiental, social y culturalmente como la minería a cielo abierto (MCA).

La minería a cielo abierto utiliza, de manera intensiva, grandes cantidades de cianuro, una sustancia muy tóxica, que permite recuperar el oro del resto del material removido. Para desarrollar todo este proceso, se requiere que el yacimiento abarque grandes extensiones y que se encuentre cerca de la superficie. Como parte del proceso, se cavan cráteres gigantescos, que pueden llegar a tener más de 150 hectáreas de extensión y más de 500 metros de profundidad.

Vaughan (1989) considera que “en términos ambientales y sociales, ninguna actividad industrial es más devastadora que la minería superficial” (a cielo abierto).

Según Kussmaul (1989), el impacto ambiental provocado por cualquier actividad minera está relacionado con cuatro factores principales:

1. Tamaño de la explotación, que se refiere al volumen de producción de la explotación, el cual tiene como consecuencia una determinada dimensión de actividades y producción de desechos y aguas residuales.

2. Localización, que se refiere al sitio en el que se lleva a cabo la explotación, las poblaciones que puedan aledañas y la naturaleza de la topografía local.

3. Métodos de explotación, que dependen del tipo de yacimientos a explotar y que están directamente relacionados con la naturaleza y extensión del impacto. Se utilizan tres métodos principales:

a. Minería a cielo abierto (o minería superficial),
b. Minería subterránea,
c. Minería por lavado y dragado.

4. Características de los minerales y de su beneficio, que se refiere al hecho de que la naturaleza del mineral determina el tratamiento a sufrir. Los minerales se pueden dividir en:

a. Minerales no metálicos (como los materiales de construcción), que requieren poco tratamiento físico, como por ejemplo trituración y molienda, y que no requieren ningún tratamiento químico.

b. Minerales metálicos, que requieren generalmente un alto nivel de procesamiento, así como el empleo de muchos reactivos químicos, y que generan grandes cantidades de desechos finos.

1.1.2. Impactos de la Minería

Las actividades mineras comprenden diversas etapas, cada una de las cuales conlleva impactos ambientales particulares. En un sentido amplio, estas etapas serían las siguientes:

* prospección y exploración de yacimientos,
* desarrollo y preparación de las minas,
* explotación de las minas,
* tratamiento de los minerales obtenidos en instalaciones respectivas con el objetivo de obtener productos comerciables.

Salinas (1993) cita las siguientes actividades individuales como posibles causas de impacto ambiental durante la fase de EXPLORACIÓN:

* preparación de los caminos de acceso,
* mapeos topográficos y geológicos,
* montaje de campamentos e instalaciones auxiliares,
* trabajos geofísicos,
* investigaciones hidrogeológicas,
* aperturas de zanjas y pozos de reconocimiento,
* tomas de muestras.

Durante la fase de EXPLOTACIÓN, los impactos que se producen están en función del método utilizado. Según diversos autores (Vaughan (op. cit.), Salinas (op. cit.), Elizondo (1994)), los principales impactos ambientales causados por la minería a cielo abierto (MCA) en su fase de explotación son los siguientes:

* Afectación de la superficie: la MCA devasta la superficie, modifica severamente la morfología del terreno, apila y deja al descubierto grandes cantidades de material estéril, produce la destrucción de áreas cultivadas y de otros patrimonios superficiales, puede alterar cursos de aguas y formar grandes lagunas para el material descartado.

* Afectación del entorno en general: la MCA transforma radicalmente el entorno, pierde su posible atracción escénica y se ve afectado por el ruido producido en las distintas operaciones, como por ejemplo en la trituración y en la molienda, en la generación de energía, en el transporte y en la carga y descarga de minerales y de material estéril sobrante de la mina y del ingenio.

* Contaminación del aire: el aire puede contaminarse con impurezas sólidas, por ejemplo polvo y combustibles tóxicos o inertes, capaces de penetrar hasta los pulmones, provenientes de diversas fases del proceso. También puede contaminarse el aire con vapores o gases de cianuros, mercurio, dióxido de azufre contenidos en gases residuales, procesos de combustión incompleta o emanaciones de charcos o lagunas de aguas no circulantes con materia orgánica en descomposición.

* Afectación de las aguas superficiales: los residuos sólidos finos provenientes del área de explotación pueden dar lugar a una elevación de la capa de sedimentos en los ríos de la zona. Diques y lagunas de oxidación mal construidas o mal mantenidos, o inadecuado manejo, almacenamiento o transporte de insumos (como combustibles, lubricantes, reactivos químicos y residuos líquidos) pueden conducir a la contaminación de las aguas superficiales.

* Afectación de las aguas subterráneas o freáticas: aguas contaminadas con aceite usado, con reactivos, con sales minerales provenientes de las pilas o botaderos de productos sólidos residuales de los procesos de tratamiento, así como aguas de lluvia contaminadas con contenidos de dichos botaderos, o aguas provenientes de pilas o diques de colas, o aguas de proceso contaminadas, pueden llegar a las aguas subterráneas. Además, puede haber un descenso en los niveles de estas aguas subterráneas cuando son fuente de abastecimiento de agua fresca para operaciones de tratamiento de minerales.

* Afectación de los suelos: la MCA implica la eliminación del suelo en el área de explotación, y produce un resecamiento del suelo en la zona circundante, así como una disminución del rendimiento agrícola y agropecuario. También suele provocar hundimientos y la formación de pantanos en caso de que el nivel de las aguas subterráneas vuelva a subir. Además, provoca la inhabilitación de suelos por apilamiento de material sobrante.

* Impacto sobre la flora: la MCA implica la eliminación de la vegetación en el área de las operaciones mineras, así como una destrucción parcial o una modificación de la flora en el área circunvecina, debido a la alteración del nivel freático. También puede provocar una presión sobre los bosques existentes en el área, que pueden verse destruidos por el proceso de explotación o por la expectativa de que éste tenga lugar.

* Impacto sobre la fauna: la fauna se ve perturbada y/o ahuyentada por el ruido y la contaminación del aire y del agua, la elevación del nivel de sedimentos en los ríos. Además, la erosión de los amontonamientos de residuos estériles puede afectar particularmente la vida acuática. Puede darse también envenenamiento por reactivos residuales contenidos en aguas provenientes de la zona de explotación.

* Impacto sobre las poblaciones: la MCA puede provocar conflictos por derechos de utilización de la tierra, dar lugar al surgimiento descontrolado de asentamientos humanos ocasionando una problemática social y destruir áreas de potencial turístico. Puede provocar una disminución en el rendimiento de las labores de pescadores y agricultores debido a envenenamiento y cambios en el curso de los ríos debido a la elevación de nivel por sedimentación. Por otra parte, la MCA puede provocar un impacto económico negativo por el desplazamiento de otras actividades económicas locales actuales y /o futuras.

* Cambios en el microclima: la MCA puede causar cambios en el microclima y puede provocar una multiplicación de agentes patógenos en charcos y áreas cubiertas por aguas estancadas.

* Impacto escénico posterior a la explotación: la MCA deja profundos cráteres en el paisaje. Su eliminación puede conllevar costos tan elevados que puedan impedir la explotación misma.

1.2. MINERÍA DE ORO A CIELO ABIERTO POR LIXIVIACIÓN CON CIANURO

El creciente interés por la explotación de oro de parte de muy diversas compañías mineras se origina tanto en los aumentos en los precios del oro (una onza se cotiza actualmente a un precio cercano a los 395 dólares), que brindan un alto margen de utilidad, como en la reciente creación de métodos rentables en función de los costos de producción, para la extracción de oro en yacimientos sumamente pobres, gracias a la tecnología de extracción de oro por lixiviación con cianuro.

Según la DuPont Corporation (citado por Alberswerth), es económicamente viable extraer minerales con solamente 0.01 onzas de oro por cada tonelada de mineral. Esta tecnología ha venido a substituir a la recuperación de oro por amalgamación con mercurio, proceso ineficiente en términos de recuperación, ya que permite solo un 60% de recuperación del mineral, en comparación con más de un 97% en caso de extracción con cianuro. (La amalgamación es el proceso mediante el cual el mineral se une con la sustancia utilizada, en este caso mercurio, para efectos de separarlo del resto del material.)

Según el Instituto del Oro (Gold Institute, citado por Young, 1993), la producción de oro por el proceso de extracción por lixiviación con cianuro aumentó de 468,284 onzas en 1979 a 9,4 millones de onzas en 1991. Para alcanzar el nivel de producción de 1991, se trataron más de 683 millones de toneladas de mineral con cianuro.

1.2.1. La Tecnología de Extracción de Minerales por Lixiviación con Cianuro (Cyanide Heap Leach Mining)

Las operaciones mineras que utilizan la tecnología de extracción por lixiviación con cianuro (cyanide heap leach mining) en minas a cielo abierto se componen de seis elementos principales, que son:

* la fuente del mineral (an ore source),
* la plataforma (the pad) y el cúmulo (the heap),
* la solución de cianuro,
* un sistema de aplicación y recolección,
* los embalses de almacenamiento de solución (solution storage ponds),
* una planta para la recuperación de metales.

La mayoría de las operaciones que utilizan la extracción por lixiviación con cianuro usan la minería a cielo abierto para conseguir el mineral. La minería a cielo abierto trastorna grandes extensiones de tierra. Sin embargo, varias operaciones también usan material de desecho previamente extraído. Se trituran las menas (rocas que contienen el mineral) y se les amontona en un cúmulo que se coloca sobre una plataforma de lixiviación (leach pad).

Los cúmulos de material triturado varían en su tamaño. Un cúmulo pequeño puede estar constituido por 6 mil toneladas de mineral, mientras que un cúmulo grande puede tener hasta 600 mil toneladas, llegando a medir cientos de pies de alto y cientos de yardas de ancho. Las plataformas de lixiviación pueden variar en tamaño. Pueden tener aproximadamente entre uno y 50 acres (1 hectárea equivale a 2.471 acres). El tamaño de la plataforma depende de la magnitud de la operación y la técnica de lixiviación. Generalmente, las plataformas de lixiviación tienen un forro (liner) de materiales sintéticos y/o naturales que se usan para “tratar” de evitar filtraciones. A veces, las operaciones utilizan forros dobles o triples. El uso de varios forros efectivos es económicamente viable y ventajoso para el ambiente, dado que una plataforma con filtraciones pueden contaminar los recursos hídricos con cianuro.

Una vez que el mineral triturado es apilado en la plataforma de lixiviación, se le rocía uniformemente con una solución de cianuro. Un sistema de regaderas dispersa la solución de cianuro a 0.005 galones por minuto por pie cuadrado (típicamente). Para un cúmulo pequeño (de 200 por 200 pies), esta velocidad equivale a 200 galones por minuto. La solución de cianuro contiene entre 0.3 y 5.0 libras de cianuro por tonelada de agua (entre 0.14 y 2.35 kg de cianuro por tonelada de agua), y tiene una concentración promedio de 0,05 por ciento (alrededor de 250 miligramos por litro de cianuro libre). La solución de cianuro lixivia (lava y amalgama) las partículas microscópicas de oro del mineral mientras se filtra por el cúmulo. Los ciclos de lixiviación duran desde unos cuantos días hasta unos cuantos meses, dependiendo del tamaño del cúmulo y de la calidad del mineral. La solución de cianuro que contiene el oro –llamada la solución “encinta”– fluye por gravedad a un embalse de almacenamiento. Desde el embalse de almacenamiento se usan bombas o zanjas con forros para llevar la solución hacia la planta de recuperación de metales.

Los métodos más usados para la recuperación del oro contenido en la solución “encinta” de cianuro son la precipitación con zinc (método Merrill – Crowe) y la absorción con carbón. En el proceso de precipitación con zinc, se agrega zinc en polvo y sales de plomo a la solución “encinta”. El oro se precipita (se separa) de la solución mientras el zinc en polvo se combina con el cianuro. Luego se funde el precipitado para recuperar el oro. Los productos finales de este proceso son el oro en barras (gold ore bullion) y una solución de cianuro “estéril” (sin oro) (barren solution), la cual se transfiere con bombas a un embalse de almacenamiento. También se origina material de desecho (slag material) que consiste en impurezas, incluyendo metales pesados. Normalmente se descargan estas escorias en un cúmulo de material de desecho.

La alternativa preferida por la mayoría de las operaciones es la absorción con carbón, sobre todo en las operaciones más pequeñas y en aquellas en las que las cantidades de plata que viene asociada con el oro en la solución “encinta” son menores. En este proceso, la solución encinta es impulsada por bombas a través de columnas de carbón activado. El oro y la plata de la solución se adhieren al carbón, y la solución “estéril”, que todavía contiene cianuro, se lleva a un embalse de almacenamiento. El oro y la plata son separados del carbón por un tratamiento con soda cáustica caliente. Después, la solución pasa por una célula que contiene un ánodo de acero inoxidable y un cátodo para chapar el metal. El carbón gastado Se reactiva en un horno para poder reutilizarlo.

En las operaciones de extracción por lixiviación se utilizan los embalses de almacenamiento para almacenar la solución de cianuro que luego se rociará sobre el cúmulo, sobre la solución “encinta” lixiviada del cúmulo y sobre la solución “estéril” que resultan del procesamiento del oro. Por razones ambientales y económicas, todos los embalses de almacenamiento tienen forros para evitar escapes de la solución de cianuro.

Las operaciones de extracción por lixiviación con cianuro pueden usar un sistema “cerrado” o “abierto” para el manejo de la solución de cianuro. En un sistema “abierto”, se trata o se diluye la solución “estéril” que queda después de recuperar el oro, para cumplir con las normas aplicables de calidad de agua para concentraciones de cianuro y luego se descarga al ambiente. En un sistema “cerrado” se reutiliza o se recicla la solución de “estéril” para minimizar la necesidad de más cianuro, y para cumplir con las normas ambientales que pueden ser aplicables en el sitio minero. Varias operaciones grandes en tierras federales (de Estados Unidos) están valiéndose del sistema “cerrado”.

1.3. IMPACTOS AMBIENTALES DE LA EXTRACCIÓN DE ORO POR LIXIVIACIÓN CON CIANURO

Las operaciones mineras que utilizan la tecnología de extracción con cianuro llevan implícitos altos impactos ambientales, que en muchos casos pueden ser catalogados de desastre ambiental.

1.3.1. Acerca de la documentación relativa al tema

El considerable y muchas veces hasta dramático impacto ambiental y social de este tipo de minería está ampliamente documentado. Entre otros, se recomienda consultar a los siguientes autores: Alberswerth et al (op.cit.); AMIGRANSA (op.cit.); Bliss & Olson (op.cit.); Bravo (1994); Danuron Dickson (op.cit.); Emberson-Bain (op.cit.); Hartley (1995); Hocker (1989); Knudson (1990); Mineral Policy Center (1988); Mineral Policy Institute (op.cit.); Moody (op.cit.); Panos Institute (1996), Reece (1995); Sartorio de Ponte (op.cit.); U.S. Department of Labor (1981,), Young (1993).

Para el caso de Costa Rica, la única mina que ha operado con técnicas de cielo abierto ha sido la mina Macacona, por lo cual representa el único caso del que se pueden documentar impactos ambientales y sociales. Sobre este caso, se recomienda consultar los siguientes documentos: ICEA (1989) y Umaña (1990).

1.3.2. Sobre el uso de cianuro en la minería que utiliza la extracción por lixiviación

Dada la alta toxicidad y reactividad natural del cianuro, la contención de esta sustancia es una de las preocupaciones primordiales de las minas en las que se utiliza la extracción por lixiviación. Se han documentado los efectos perjudiciales del cianuro en los peces, la vida silvestre y los humanos.

a. Toxicidad del cianuro

Para las plantas y los animales, el cianuro es extremadamente tóxico. Derrames de cianuro pueden matar la vegetación e impactar la fotosíntesis y las capacidades reproductivas de las plantas. En cuanto a los animales, el cianuro puede ser absorbido a través de la piel, ingerido o aspirado. Concentraciones en el aire de 200 partes por millón (ppm) de cianuro de hidrógeno son letales para los animales, mientras que concentraciones tan bajas como 0.1 miligramos por litro (mg/l) son letales para especies acuáticas sensibles. Concentraciones subletales también afectan los sistemas reproductivos, tanto de los animales como de las plantas.

Las dosis letales para humanos son, en caso de que sean ingeridas, de 1 a 3 mg/kg del peso corporal, en caso de ser asimilados, de 100-300 mg/kg, y de 100-300 ppm si son aspirados. Esto significa que una porción de cianuro más pequeña que un grano de arroz sería suficiente para matar a un adulto. La exposición a largo plazo a una dosis subletal podría ocasionar dolores de cabeza, pérdida del apetito, debilidad, náuseas, vértigo e irritación de los ojos y del sistema respiratorio. Hay que tener mucho cuidado al manejar el cianuro, para efectos de prevenir el contacto dañino de parte de los trabajadores. Sin embargo, según la industria, no hay ningún caso de fatalidades humanas en las minas que usan las técnicas de lixiviación con cianuro.

Ante este hecho, utilizado frecuentemente como un argumento por las compañías mineras, Philip Hocker (op.cit.) señala: “limitar nuestra preocupación por el cianuro al hecho de que no hayan sido reportadas muertes humanas es caer en lo que los bioquímicos llaman en la teoría de toxicología “los muertos en las calles”: la actitud según la cual, si no se ven cadáveres, todo está en orden. A pesar de la ausencia de cadáveres humanos, hay evidencia de que no todo está en orden”.

Los trabajadores mineros suelen tener contacto con el cianuro, sobre todo durante la preparación de la solución de cianuro y la recuperación del oro de la solución. Para los trabajadores mineros, los riesgos son el polvo de cianuro, los vapores de cianuro (HCN) en el aire provenientes de la solución de cianuro y el contacto de la solución de cianuro con la piel.

1.3.3. Acerca del impacto sobre la vida silvestre y las aguas

Aunque son rentables para las compañías mineras, las minas que utilizan la extracción por lixiviación con cianuro son bombas de tiempo para el medio ambiente, tal y como lo indica el amplio estudio de la National Wildlife Federation de los Estados Unidos (Alberswerth et al, 1992), del cual citamos a continuación las principales preocupaciones:

* A la vez que se extraen millones de toneladas de mineral de minas a cielo abierto y se les trata con millones de galones de solución de cianuro, las operaciones que utilizan la extracción por lixiviación con cianuro trastornan los hábitats de la vida silvestre y las cuencas hidrográficas, y pueden redundar en una multitud de riesgos para la salud y el ambiente. Estos impactos pueden manifestarse durante varias fases de la operación.

* Los estanques de cianuro seducen a la vida silvestre. Ha sido registrada frecuentemente la muerte de animales silvestres, en especial aves, atraídos por el señuelo de los espejos de agua de esos estanques. La extensión generalizada de la mortalidad de animales silvestres en las instalaciones que utilizan dicho proceso ha provocado la preocupación del Servicio de Vida Silvestre y Pesquerías de los Estados Unidos, a pesar de que existen técnicas para evitar la muerte de animales silvestres, por ejemplo cercas y redes que cubren las plataformas de lixiviación y los embalses de almacenamiento, para impedir que las aves y los mamíferos entren en contacto con la solución venenosa.

* Después de la lixiviación, el cúmulo de mineral ya procesado contiene todavía vestigios de la altamente tóxica solución de cianuro, así como de metales pesados concentrados que han sido precipitados del mineral. Muchas operaciones optan por tratar los desechos contaminados con cianuro enjuagando con agua fresca el cúmulo hasta que la concentración de cianuro baje a un nivel inferior al máximo permitido (este nivel varía entre los estados y países). Una vez que la concentración de cianuro baja al nivel permitido, normalmente se deja en el lugar el material ya procesado, se compacta y puede que se haga o no se haga el esfuerzo de reconstruir ecológicamente el sitio.

* Si no se enjuaga totalmente el mineral usado y la roca de desecho, o si se le deja sin tratar, el cianuro puede seguir filtrándose al medio ambiente. Tanto el cianuro como los metales pesados liberados por él (entre ellos se encuentran arsénico, antimonio, cadmio, cromo, plomo, níquel, selenio, talio) y otras sustancias tóxicas que se encuentran en el cúmulo y los lixiviados (por ejemplo sulfuros), son una amenaza para las quebradas, ríos o lagos, para las fuentes subterráneas de agua y para los peces, la vida silvestre y a las plantas (citado también por Hartley,1995).

Otros autores llaman la atención sobre lo siguiente:

* Las soluciones de cianuro utilizadas en la minería pueden filtrarse a las aguas subterráneas (freáticas) (Engelhardt, 1989, citado por Hocker, 1989; Hilliard, 1994).

* Los problemas a largo plazo derivados de la lixiviación de metales pesados de los cúmulos de desechos de las operaciones que utilizan la extracción por lixiviación con cianuro probablemente exceden el impacto directo del cianuro en sí (Hocker, 1989).

Aún en los Estados Unidos, las actuales regulaciones federales y estatales no abordan de manera adecuada los impactos de la minería que utiliza la extracción por lixiviación con cianuro. A pesar del gran aumento en el número de actividades mineras de extracción de oro y de los impactos conocidos de estas actividades, los organismos reguladores a nivel federal y estatal no se han apresurado a abordar estos problemas.

1.3.4. Acerca de los accidentes propios de la minería de oro a cielo abierto por lixiviación con cianuro

1.3.4.1. Sobre los escapes de cianuro al medio ambiente

El cianuro utilizado en el proceso de extracción por lixiviación puede ocasionar — y ocasiona– daños ambientales. Las dos clases más comunes de escapes de cianuro al medio ambiente en operaciones de extracción por lixiviación resultan de:

a. Forros (geomembranas colocados debajo de los cúmulos y los estanques) que permiten filtraciones debido a un diseño inadecuado, a defectos de manufactura, a inadecuada instalación y/o a daños (agujeros) producidos durante el proceso de operación.

En su excelente reseña sobre los forros (geomembranas) utilizadas por la minería de oro, Reece (op.cit.) afirma: “Todos los forros tienen escapes. Esa es la cosa más importante a comprender acerca de las geomembranas usadas en la minería que utiliza la extracción por lixiviación con cianuro. La única diferencia entre ellas es que algunas han tenido filtraciones y otras las tendrán” (en cursiva en el original).

b. Soluciones que se desbordan de los embalses de almacenamiento. Estos escapes causan daños a las plantas y a los animales que tienen contacto con concentraciones letales de la solución de cianuro, y representan una amenaza a largo plazo para las aguas subterráneas (freáticas).

Generalmente, los embalses de almacenamiento son diseñados para resistir grandes tormentas y crecidas. Sin embargo, no siempre impiden los desbordamientos. Los metales pesados y el agua contaminada con cianuro que escapan de un embalse de almacenamiento ocasionan mayores daños cuando fluyen directamente a cursos naturales de agua. La solución que escapa puede ser suficiente para matar peces y otras formas de vida acuática, o para contaminar recursos de agua potable.

(Preparado por AECO-AT para el Frente Naconal de Oposición a la Minería de Oro a Cielo Abierto, Costa Rica)

Fuente


——————————————————–

ENLACES:

El blog “Surf en Chalano”

– Artículo en el blog de Vicente García Oliveira, “Trabayu de campu“.

– Artículo en la web “Oro Sucio“, donde también habla de la mina de oro en Aguablanca, propiedad de Asturgold (RioNarcea Gold Mines).

– Mordaz artículo en “La Escandalera“, por Juan Vega.

Fotos de las minas y lagos de Salave

Excursión por la senda costera Viavelez-Tapia de Casariego.

Anuncios

Written by Mino

17/09/2010 a 04:29

20 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] CONTINÚA EN LA PARTE 2 […]

  2. Muy bueno,esta planchado,haber si la gente aprende algo.Me encanta que este tema este tan bien explicado.

    roluma

    18/09/2010 at 08:02

  3. […] (Si no sabes de que va esto, la historia de este culebrón la puedes leer aquí y aquí) […]

  4. […] a muy corto plazo y de resultados muy negativos desde cualquier punto de vista, no solamente los medioambientales, si no de agotamiento de recursos- y el trauma que supone el giro económico de iniciar la […]

  5. […] contaminándola y/o destruyéndola, debe pagarlo duramente. Las compañías mineras como Asturgold/Dagilev que quieren contaminar el norte de España, ya pueden ponerse las […]

  6. […] contaminándola y/o destruyéndola, debe pagarlo duramente. Las compañías mineras como Asturgold/Dagilev que quieren contaminar el norte de España, ya pueden ponerse las […]

  7. […] contaminándola y/o destruyéndola, debe pagarlo duramente. Las compañías mineras como Asturgold/Dagilev que quieren contaminar el norte de España, ya pueden ponerse las […]

  8. […] – Minas de oro de Salave (Asturias), parte 2 […]

  9. […] – Minas de oro de Salave (Asturias), parte 2 […]

  10. Mino, como trabajas, me tienes impresionada. Había leído otra entrada de tu blog, pero veo q tengo literatura de la buena para rato…
    Con tu blog, me he encontrado un filón 😛

    marinela

    01/10/2011 at 18:26

  11. Hola Mino, soy Nacho de Verdegaia. El viernes estuvimos en Corcoesto. La empresa Edgewater presentaba a los vecinos su “magnífico” proyecto de minería para el pueblo. Prometieron un montón de puestos de trabajos y dejar el medio ambiente impoluto después de finalizado el proyecto. Cosas concretas sobre el proyecto concreto no dijeron. Me hizo gracia que al final de su presentación ponían como ejemplo de rehabilitación su mina de Boinás (mostraron una diapositiva con el antes y el después)

    Jorganes

    16/10/2011 at 10:27

    • Boinás?? Pero si tiraron media montaña abajo y la balsa de lodos (con cianuro) sigue en el mismo sitio!! Claaaro, seguro que se les olvidó mencionar que la mina de Belmonte sigue en activo, no? Si es que estos chicos de Edgewater son unos olvidadizos…
      Si necesitas fotos o documentarte sobre la mina de Belmonte (Boinás) pideme lo que quieras.

      Mino

      16/10/2011 at 11:26

  12. estuvo muy bien la informacion, pero es mucha

  13. BIEN PERO ES MUCHA

    carolina

    13/01/2012 at 00:13

  14. buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu es muchoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

  15. no puedecer

    rebeca

    13/01/2012 at 00:17

  16. La información me parece muy buena. Me he interesado porque tengo familia afectada por la posible explotación de la Mina de Corcoesto. Antes de seguir ¿qué le enseñan a los vecinos afectados por futuras explotaciones, cuando los trasladan a Asturias a visitar “el después” de alguna de las Minas de esa bella región?
    Coincido con lo expuesto en lo que respecta a la gran mayoría de los políticos (en algunos casos, ni siquiera dejan hablar a los vecinos; seguramente piensan que ellos son más listos que nadie), a los puestos de trabajo (pan para hoy y hambre para mañana), a la Empresa titular de estas explotaciones (nadie da duros a pesetas) y al enorme impacto ecológico (podríamos extendernos mucho sobre este aspecto, pero lo reseñado es más que suficiente).
    Llegados a este punto me gustaría que alguien me informase sobre el procedimiento, relativo a las tierras, seguido en Asturias, especialmente en alguna explotación a cielo abierto ¿Qué hace la Empresa canadiense: compra, alquila ó van a la expropiación? Agradecería mucho este tipo de información.
    Gracias. Saludos.

    CARMEN

    01/05/2012 at 17:29

  17. todos ablais mucho pero cuantos de bosotros estais en el paro desde hace cuatro años y sin cobrar un centimo de ningun lado … por todo lo que decis me parece que ninguno y si no es asi teneis a mama y a papa pra respaldaros pero eso se puede terminar cuando menos lo espereis siempre ablan los que menos tienen que decir …. MINAS DE ORO SI

    miguel fernandez garcia

    27/11/2012 at 10:39


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: