El Blog de Minín

Opinion alternativa

El día que conocí a un muerto viviente…

with 7 comments


…o cómo sobrevivir a un cáncer.

El otro día conocí a un muerto viviente, un zombi.
Así como te lo cuento, resulta que los muertos en vida existen, no estoy bromeando. Por supuesto que no voy a publicar su nombre, puesto que no se si desea tener esta clase de publicidad, así que lo llamaré simplemente “José”.
José no deseaba convertirse en un “no-muerto”, fueron la vida y las circunstancias las que le hicieron llegar a ese estado. Ni siquiera sabía que era un muerto en vida hasta el día en que su médico se lo certificó. El cáncer de próstata que le detectaron era tan agresivo que el doctor le dijo que preparase los papeles que le quedasen pendientes antes de un año, “por si acaso”. A esa circunstancia hay que añadir que ya tenía metástasis en varios puntos. Con los doctores no tuvo muy buenas experiencias; Aún recuerda a ese médico que con la exquisita delicadeza que caracteriza a muchos galenos -y bromeando- le dijo:
– “José, los médicos queremos curar a las personas, pero tu no eres de los pacientes que nos gustan, porque perteneces al grupo de los que se suelen morir, jejeje”.
En aquel momento se encontraban presentes en la consulta el médico, José y su mujer embarazada de varios meses. Admiro a José por su autocontrol, puesto que si a una persona le intentas decir de la peor manera posible que se va a morir, esta sería una de ellas (Se me ocurre que yo a ese individuo directamente le sacaría los ojos y me mearía en las cuencas vacías como mínimo, para que se empatice y comprenda el daño que está haciendo al decir las cosas como las dice. No se quien me mete esas ideas tan salvajes en la cabeza, pero bueno, voy a seguir con la historia de José que no me quiero poner de mal humor).
Como decía, a José le salió un cáncer de próstata muy agresivo con metástasis en varias partes de su cuerpo. El plan del médico que lo examinó era que en menos de un año José se muriera, pero que el médico esperase eso, no significaba que entrara en los planes de José. El docto galeno, le expuso la “hoja de ruta” que iban a seguir, un “plan” que una vez analizado fríamente a José le pareció escalofriante. Afortunadamente hizo algo que muy pocos sabemos hacer ante los médicos, dijo: “NO”.

Me gusta empatizarme con las personas y de hecho me resulta sorprendentemente fácil, pero cuando José me comenzó a resumir parte de su historia me quedé totalmente descolocado.
Probablemente él tal vez no lo reconozca así, pero el amor de algunas de las personas que más quiere en el mundo vino en su ayuda, aunque estoy seguro que José se hubiera dejado morir tranquilamente a cambio de no tener esa ayuda. Me explico; esas personas que le ayudaron fueron su hijito de 2 años, su madre, su padre y su hermano, todos ellos murieron de cáncer. Soy incapaz de imaginar el dolor de todas esas pérdidas, una tras otra. No obstante, esos “adioses” y esas lágrimas le proporcionaron una entereza, una actitud y una visión de la vida que pocas personas llegan a alcanzar ni aunque la vida durase 500 años. El ver como se fueron muriendo una tras otra tantas personas queridas de cáncer fue lo que le impulsó a decir “NO”.

 

Farmacia "El Globo" en la actualidad

 

Bien, esta situación extrema en la que muchas personas se habrán encontrado requiere conocimientos extremos en la vida y José los tenía. No sabía exactamente qué hacer, pero tenía meridianamente claro qué no hacer: Ponerse en manos de ese y otros médicos que fueron desfilando por su vida, cualquier cosa menos eso. José es una de las personas afortunadas que conoció en su día al Dr. Chacón, con el que estuvo dialogando una tarde en su farmacia “El Globo” por espacio de casi dos horas. Estaba buscando un medicamento para ayudar a su padre moribundo.
Lamentablemente la mentalidad cerrada de su padre y la confianza ciega en la medicina occidental lo llevaron a irse antes del tiempo que le correspondía, ya que no creía en esas “paparruchas”. Volviendo la vista atrás José está convencido de que las operaciones a las que sometieron a su padre proporcionaron oxígeno y fuerza a las células tumorales, que finalmente acabaron con su vida.
Como dice Bruce Lipton en “la biología de la creencia” la mente es más poderosa que el cuerpo, por lo que José optó por convertirse en un muerto viviente: alguien que tenía que haber dejado hace tiempo este mundo, pero que aún seguía aferrado a él. Dijo: “No me voy a morir”. Eso es lo que yo llamo una saludable “cabezonería” y ganas de llevar la contraria a los médicos.
Así que se lanzó a la desesperada a probar todo tipo de terapias alternativas: Hierbas chinas (fitoterapia), indiba, mms (del que hablaré en otro artículo), birm, medicina ortomolecular, hipnosis, etc. Sea como fuere José logró sobrevivir ese año que el doctor le puso como fecha de caducidad. De hecho desde que recibió la fatídica noticia -corría el año 1996- han pasado ya 14 años y José está empeñado en seguir dando la lata por las tierras de España y sus aledaños.
A pesar de todo, los médicos siguen obcecados en aguarle la fiesta. En mayo de 2010 le dijeron que tenía 5 puntos tumorales en los huesos, 4 en el abdomen y el peor de todos, uno en la cuarta vértebra.
Devorando información por Internet, arribó a este blog y se topó con el artículo sobre el BIOVAC/RENOVEN/FR91 y el dedicado al cáncer, publicados ambos en marzo y mayo del 2010 respectivamente. Su lectura le hizo recordar aquella larga conversación con el Dr. Chacón hace tantos años cuando buscaba un medicamento para su padre. A pesar del tiempo transcurrido, recuerda que el Dr. Fernando Chacón cuando le habló del Renovén (en aquel entonces Biovac) se refería a el como “la vacuna de PRIBIOS”. La otra terapia que más le llamó la atención fue la vacuna biológica autóloga del Dr. Segura, también llamada CIMT-54.
Ni corto ni perezoso comenzó a tomar Renoven de inmediato y se desplazó hasta Colombia para conocer en persona al Dr. Segura. Allí se quedó un mes abundante recibiendo dicha vacuna en la Universidad Manuela Beltrán (UMB). Quedó impresionado por los resultados que el mismo verificó en otros pacientes, pero sobre todo en si mismo. Tuvo la fortuna de conocer en Colombia a maravillosas personas que le ayudaron a poner en práctica las ideas que ya se le estaban pasando por su inquieta cabeza, con la única intención de ayudar a los demás.
Quiero desde aquí darle las gracias, porque una vez de regreso a España, fue un gran detalle el que se acercara a mi ciudad exclusivamente para conocernos y contarme en persona lo que le aconteció en la UMB, todo ello por supuesto delante de una buena botella de sidra asturiana. Era el 2 de septiembre del 2010. Puedo asegurarte que pocas veces he visto tanta vida en los ojos de alguien. Respecto a su salud certifico que ese hombre emprendedor, de cincuenta y pocos años, de cabello revuelto y una piel tostada por el sol, tenía uno de los aspectos más saludables que he visto en muchas personas, nada en absoluto que ver con los pacientes que actualmente se someten a quimioterapia.

EL GRAN PROYECTO: ACOESCAN
José no sabe cuando se morirá (al igual que tu y yo), pero teniendo en cuenta sus antecedentes personales y familiares se tomó como algo personal la creación de su proyecto. Procuró no dejar ningún cabo suelto, con el fin de que ACOESCAN continúe aún en el caso de que José decida abandonar este mundo (digo “decida” porque estoy convencido de que eso es algo que decidirá él). Ante todo tenía claro que quería ayudar sin obtener nada a cambio, por eso se le ocurrió la creación de una asociación sin ánimo de lucro. Es increíble lo de este hombre, creo que no duerme, porque si no, no me lo explico: En julio del 2010 se fue a Colombia y el 6 de septiembre ya tenía en marcha la asociación ACOESCAN con página web incluída. Pero no adelantemos acontecimientos, “principiemos por el principio”.

Mientras estaba en Colombia recibiendo la vacuna, no dejó de pensar en lo bien que se iba sintiendo día a día a la vez que era bombardeado con un aluvión de información sobre todo lo concerniente a la vacuna CIMT-54. Y lo primero que se le pasó por la cabeza fue encontrar la manera de ayudar a otras personas para que no sufrieran todos los malos momentos que él tuvo que pasar durante su vida, pero también las pequeñas molestias, inseguridades e incertidumbres que te surgen cuando das el paso de abandonar los tratamientos convencionales e irte a otro país a recibir un nuevo tratamiento.
Teniendo muy claro lo que quería, dedicó su tiempo y su dinero a poner en marcha una asociación sin ánimo de lucro a la que llamó ACOESCAN (Asociación Colombia España contra el Cáncer).
Antes de seguir quisiera dejar claro que si piensas que los oncólogos van a curar tu cáncer ACOESCAN no es para ti. Deja esta página y vete a que te apliquen la venenosa quimioterapia, la abrasadora radioterapia o que te abran y te extirpen un trozo de tu cuerpo. Aunque por otra parte, si estás leyendo este artículo en este blog probablemente sea porque tu lógica y experiencia te dice que los médicos oncólogos no tienen ni idea de cómo curar un cáncer.
Una vez aclarado este punto continúo. José me quiso dejar bien claro que en ACOESCAN no te van a vender nada ni te van a curar. Ellos no van a ganar más que la satisfacción de ayudar a quien pida ayuda. Se van a dedicar a proporcionarte toda la información que necesites y a ponerte en contacto directo con el Dr. Segura y la UMB.
La vacuna biológica autóloga CIMT-54 es un éxito, aunque no pienses que es la panacea. Mata las células tumorales, detiene la metástasis e incrementa enormemente la calidad de vida de los pacientes, pero cada persona somos un sistema completamente distinto y los cánceres pueden estar en diferentes estados, incluso llegar a un punto de no retorno, donde no queda ningún margen de actuación. A pesar de todo ello alrededor de un 60% de los pacientes que se aplican la vacuna se curan completamente y en un porcentaje mucho mayor el cáncer detiene su crecimiento. Tienes que saber que si deseas obtener una vacuna biológica autóloga, hace algún tiempo que hay vacunas similares en el mercado -aunque no con tan buenos resultados, un 30% de eficacia- sobre todo en Estados Unidos. Como ejemplo de usuario de la vacuna autóloga norteamericana tenemos a la fallecida Rocío Jurado, que iba a Houston a tratarse con una de las primeras vacunas desarrolladas. Pero si deseas ir a EEUU, vete preparando el talonario porque el precio habitual -solo de la vacuna- suele rondar los 90.000 dólares (unos 10 millones de pesetas). A eso tienes que sumar el precio de los viajes, el alojamiento, la estancia y la baja eficacia de la misma.
La Universidad Manuela Beltran también cobra las vacunas. Dispone de pocos recursos y necesita seguir investigando -quiere conseguir el llegar a prevenir por completo el cáncer- y por eso necesita aportaciones económicas con las que completar los 15 años de investigación que ha supuesto esta vacuna. Es entonces donde entra en juego ACOESCAN: Las vacunas las abonará íntegramente la Asociación, por lo que dicha vacuna no te costará nada.
Si no tienes ni idea de cómo ponerte en contacto con la UMB, con el Dr. Segura o de qué hacer para viajar a Colombia y recibir la vacuna, ACOESCAN se encargará de proporcionarte todos los contactos e información que necesites. De hecho José empeñó todo su tiempo durante la estancia en colombia para establecer contactos y colaboraciones que permitan beneficiarse a los españoles de unas condiciones excepcionales en los precios de alojamiento y comida. Me llamó la atención la meticulosidad con que planeó todo, en particular el detalle de que cuando llegas por mediación de ACOESCAN a Colombia para tratarte con la vacuna biológica autóloga, una persona de confianza te estará esperando en el aeropuerto y además de llevarte al hotel o donde hayas decidido alojarte te proporcionará un teléfono móvil del país con los números de las personas que puedas necesitar, todo ello por cuenta de la Asociación.
Todo esto simplemente para que nadie tenga que sufrir los trajines que anteriormente experimentó en primera persona alguien con gran corazón, un muerto viviente más vivo que la mayoría de nosotros, el fundador de ACOESCAN, José.

Epílogo:
El que la vacuna funciona y es un rotundo éxito en relación a los modernos tratamientos oncológicos es un hecho, no tienes más que visitar la página de la UMB o de ACOESCAN y comprobar los resultados en las personas que ya se han curado, con testimonios escritos y en vídeo. Se llama biológica porque es completamente natural, forma parte de ti y por eso mismo también se llama autóloga, porque se fabrica con tu propia sangre. Por todo ello carece de efectos secundarios, rechazos o cualquier efecto pernicioso sobre tu salud, es decir, en el peor de los casos, en el caso remoto en el que la vacuna no tuviera efecto alguno (menos de un 1%) no empeorarás. La CIMT-54 lleva desarrollándose 15 años y actualmente el estudio clínico se encuentra en fase IV de la investigación. Como ya le comenté a José, la única cosa que me preocupa es la actuación que podrán tener los poderosos lobbys farmacéuticos, ya que en cuanto se extienda el uso de esta terapia van a dejar de percibir los miles de millones que se embolsan a cambio de su veneno en pastillas. Le deseo lo mejor a ACOESCAN.
Como nota final se me viene a la cabeza la conversación que tuve con una de mis mejores amigas -mi pareja- hace escasas fechas, donde comentábamos la extraordinaria y sorprendente curación del ex-dictador Fidel Castro. Es un secreto a voces que el cáncer de páncreas estaba acabando con él. Ahora también es un secreto a voces que una vacuna autóloga le ha salvado la vida.

Creo que si nadie lo impide, esta vacuna será la revolución del siglo XXI, eficaz para eliminar de un plumazo el grave problema del cáncer, con casi 12 millones de personas afectadas cada año y 8 millones de muertos anuales, solo en occidente.

¡Se me olvidaba! Antes de que José se escapara no pude resistirme a hacerme una foto con este querido muerto viviente, al que ya considero mi amigo. De paso puedes comprobar el aspecto que presenta alguien que tiene un agresivo cáncer de próstata con metástasis y que ha rechazado de plano los tratamientos oncológicos convencionales, pero que ha encontrado como aliado a la vacuna biológica autóloga desarrollada por el Dr. Hugo Segura. ¡Un fuerte abrazo, Pepe!

 

¿Quién es el zombi aquí? Evidentemente yo.

 

ACTUALIZACIÓN 12/09/2010

Hoy he tenido noticias de José, noticias estupendas. Sin su permiso copio y pego el correo electrónico recibido:

Apreciado Herminio, solo para comentarte que tras los últimos análisis realizados hace 7 días y tras visita al oncólogo……informarte….ja….ja…ja, la cara de sorpresa del médico ha sido mayúscula….no entendía nada ¡¡¡¡¡ tengo los valores normalizados, la médula trabajando a toda velocidad y me encuentro, de momento, como hacía años que no me sentía, …..estoy contentísimo………yo ya me notaba por dentro (¿) una fuerza y energía especial…., de todas maneras estos primeros datos se verán corroborados con los de la gammagrafía ósea que tendré hacia el 14 de Octubre.

Solo eso , amigo Mino….

Un fuerte abrazo ¡¡¡

Me alegro muchísimo, cosas como esta son las que le alegran a uno la temporada.

 


————————————–

ACTUALIZACIÓN 14/10/2010:

Hoy me han dado una estupenda noticia por teléfono: El cáncer que padece José desde hace 14 años y que se había extendido, convirtiéndose en metástasis, está sufriendo una regresión progresiva y constante. Hoy después de obtener los resultados de la granma-mamografía, ha salido pletórico de alegría del hospital. La metástasis en los huesos había comenzado a expandirse de manera imparable, hasta el momento en que que se puso la vacuna autóloga/autógena CIMT-54.

Hoy en día José ya puede afirmar que ve la luz al final del túnel. Si una metástasis como la que él tenía, detiene su camino y da marcha atrás, significa que la vacuna tiene una alta efectividad.

“Dios, Mino, no te puedes imaginar la pena que me daba en la sala de espera ver a todas aquellas personas destrozadas por la quimio. Me daban ganas de ayudarles, gritarles que existe una solución para ellos”.

No te preocupes, amigo José, tarde o temprano las personas se darán cuenta de que la solución la tienen al alcance de la mano. Ánimo y a ver si consigues que me tenga que arrepentir del título de la entrada 😉

Sigue a ACOESCAN en Facebook.

 

ENLACES:

ACOESCAN

UMB (Universidad Manuela Beltrán de Colombia)

– Centro de investigación SAPIENTIA de la UMB

Anuncios

Written by Mino

08/09/2010 a 03:19

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] comercialización de la vacuna en un periodo de tiempo no muy largo. Tal y como ya adelanté con el impresionante testimonio de José y en otros artículos publicados anteriormente, el departamento de investigación contra […]

  2. Gracias amigo Mino, el objetivo merece la pena aunque a menudo tengamos que luchar contra la incredulidad.
    Te mando un abrazo sincero

    ester

    15/10/2010 at 04:51

  3. ¿Eres tú el de la foto Mino?, por el avatar deduzco que eres el más joven (el de la izquierda) pero sin perilla.

    Pues me alegro mucho sobre la buena noticia de José y espero que se recupere muy pronto.

    1234

    19/04/2011 at 12:45

    • José hace meses que anda corriendo de un lado para otro. Que tío, no para! Tras la vacuna su metástasis ha remitido casi en su totalidad. Según los médicos ya debería llevar 14 años muerto 😀

      Mino

      19/04/2011 at 13:34

      • Jjaja Mino, me encanto la forma en la que te expresas. gracias a ti he dado con esta asociacion. Ya les he escrito pidiendo informacion. Un saludo

        abla

        26/09/2012 at 20:05

  4. ¿Y todos los que se pusieron la vacuna han mejorado como José?. ¿Todos reaccionan igual ante la misma vacuna?.

    Me alegro mucho que José lo haya conseguido!

    1234

    20/04/2011 at 09:16


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: