El Blog de Minín

Opinion alternativa

¿Se puede fumar aquí?

with 13 comments


Esa es la pregunta que al menos en tres ocasiones he oído hacer a tres personas distintas en tres lugares diferentes, todos negocios de hostelería. Y echando a funcionar un poco al coco me he quedado anodadado por las respuestas que he obtenido.

¿Puedo fumar aquí?

La respuesta no puede ser otra que un rotundo SI, por supuesto que SI. ¿Porqué? Piensa un poco.

  • ¿Te crees que eres tu la persona que ha decidido que no le gusta el tabaco? No, eso lo decidieron otros.
  • ¿Ha partido de ti la idea de prohibir fumar en casi todas partes? No.
  • ¿Alguien ha tenido al menos la delicadeza de preguntar a los fumadores? Evidentemente no, ya que son tratados como seres irracionales que no saben lo que hacen.
  • Luego entonces ¿Qué interés hay en prohibir el tabaco? Eso ya es más largo de explicar.

Antes quiero solucionar el tema de la pregunta que tantas miles de personas hacéis diariamente en España, puesto que el asunto está llegando a una absurdidez escatológica.

El pensamiento lógico y el raciocinio me dice que el único en posesión de la facultad de permitir fumar o no en un negocio de hostelería, es el dueño del negocio. Así de claro. El propietario de una cafetería, un bar, una cervecería, un restaurante o un pub sabe de sobra lo que le conviene y lo que no a su empresa. Lamentablemente ahora estamos empezando a comprobar que nuestras libertades no existen, todo ello “por nuestro bien”. Somos tratados como auténticos descerebrados y ello hace que muchos se crean que lo son.

Por otra parte no puedo dejar de mencionar el consabido mensaje que incluyen todas las cajetillas: “fumar mata”, “fumar provoca cáncer”, etc. Esa leyenda tan clara y directa -que por ley es obligado que incorporen todas las cajetillas- NO está ahí para protegerte ni para concienciarte de los beneficios de no fumar. Ese mensaje tan directo sólo es para proteger a las tabaqueras de posibles desembolsos monetarios futuros. Si años después tienes un cáncer de pulmón o de garganta y se demuestra que es a causa del tabaco no podrás denunciarlos y llevarlos a juicio, puesto que en todas las cajetillas pone bien clarito a que te expones cuando enciendes un cigarrillo.

Fumadores pasivos

Otro tema candente. Los niños, las embarazadas, los mayores, etc, ¿Tienen que soportar el olor del tabaco y el humo de los demás? Pues si. Vamos a ver, voy a decir algo que levantará ampollas; Las personas que creen que no les gusta el tabaco y no soportan a nadie fumando cerca tienen lavado el cerebro, así de claro. !Seamos consecuentes, señores¡ Cualquier automóvil -que decir ya de un autobús- en marcha en un radio de pocos metros creará más contaminación e introducirá en nuestro organismo sustancias mucho más peligrosas que el simple humo de un cigarrillo. En realidad muchos de los cánceres diagnosticados provienen de la contaminación atmosférica, de la cual muchas personas son totalmente ignorantes. En tu ciudad se producen diariamente ingentes cantidades de monóxido de carbono, dióxido de carbono, monóxido de nitrógeno, dióxido de azufre y ozono, todos ellos gases muy peligrosos para el ser humano, con partículas sólidas (si, trocitos) que se introducen en tus vías respiratorias sin que te des cuenta.

Bien, pues no te extrañe que me tome a pitorreo toda esta polémica acerca del tabaco y la preocupación por la salud de los fumadores y los no fumadores. Es todo una farsa, farsa en la que muchos incautos entran a saco de buena fe, sin imaginarse siquiera la manipulación a la que están sometidos.

Recientemente me ofrecieron firmar como protesta por la prohibición total de fumar el 1 de enero de 2011 en España. Bien, pues da igual que por una vez se pusieran de acuerdo más de 3 españoles para hacer algo juntos, porque por muchas firmas que se reúnan la ley no se va a detener, puesto que no depende del gobierno de España.

Hasta aquí el punto de vista del “pueblo”, pero ahora veamos el punto de vista de otra entidad totalmente distinta:

El Gobierno.

El Estado español no quisiera cambiar nada puesto que es parte muy interesada en este asunto. Aunque según cifras oficiosas se gasten en tratar a los fumadores enfermos más de 7 mil millones de euros, lo cierto es que los beneficios obtenidos de las labores de tabaco superan ampliamente los 9 mil millones. Las cuentas de la abuela no fallan, 9-7=2 mil millones de euros “a la saca”. Y es que nuestro estado al permitir la comercialización del tabaco está ganando más que los propios fabricantes, puesto que está grabado con un 70% en impuestos, o dicho de otra forma, de cada 100 euros que gastas en tabaco, 70 son para el que gobierna y 30 para el que lo fabrica y comercializa. Eso sin contar que los pobrecitos fumadores no llegarán a ser unos abueletes sanos que cobraran la pensión -que han estado pagando toda su vida- hasta los 90 años, puesto que seguramente se morirán bastante antes. Vamos a ver, voy a echar unas cuentas rápidas: Si un abuelo se jubila a los 65, cobra unos 800 euros de pensión de media y vive hasta los 85 cobrará en esos 20 años de saludable vida unos 192.000 euros (casi 32 millones de pesetas). Multiplicado por 7 millones de jubilados salen 11.200.000.000.000 millones de pesetas anuales que le costarán al estado esos jubilados (más de 67 mil millones de euros). Si la mitad se mueren a causa del tabaco antes de los 65 años, el estado estará ahorrando unos 30 mil millones de euros anuales. Con esas cifras los 7 mil millones que se invierten en tratar a pacientes tabaquistas parecen ridículas, ¿Verdad?

Las soluciones

Una vez expuestos las causas y los motivos quiero aportar mi granito de arena, puesto que es muy fácil criticar sin aportar nada constructivo. Voy a emplear la lógica en estas breves y sencillas propuestas:

  1. Estoy de acuerdo en grabar de una manera tan brutal las labores de tabaco, pero a condición de que los beneficios de tan descarado “atraco a mano armada” sean única y exclusivamente destinados a la Sanidad.
  2. Permitir el uso y disfrute del tabaco en cualquier lugar público.
  3. En locales de hostelería será el propietario del negocio el que consienta o no el uso de la droga llamada tabaco, al igual que ocurre con la droga llamada alcohol.
  4. Obligar a los fabricantes a detallar claramente los componentes de un cigarrillo, al igual que se hace con cualquier otro producto destinado a consumo humano, puesto que el tabaco es el único en el que no se especifica su composición.
  5. Por lo tanto también sería justo permitir la comercialización de otros productos naturales mucho menos dañinos, como la marihuana.
  6. En el trabajo también será el propietario de la empresa el que decida sobre la prohibición o no de fumar, puesto que esa decisión afectará directamente a sus beneficios.
  7. Si un afectado por el tabaco dispone de medios suficientes, se le cobrará la atención médica derivada de su adicción, puesto que sabiendo el daño que causa, no tenemos que pagar los demás sus consecuencias.

Como una solución final, la farsa actual dejaría de serlo si se prohibiera taxativamente el tabaco, puesto que es más peligroso que el LSD, la cocaína, el costo o la marihuana. Si tan adictivo es, si tanto mal produce, si tantas enfermedades causa, lo mejor es erradicar este producto tan peligroso de las manos de los seres humanos. Ahí es cuando se les ve el plumero a nuestros dirigentes, falsos, que son todos unos FALSOS.

Por cierto, no fumo.

Anuncios

Written by Mino

06/06/2010 a 22:50

Publicado en Opinión

Tagged with , , ,

13 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. aun siendo fumador en cierto modo estoy de acuerdo que no todos los problemas los trae el tabaco pues de toda la vida se ha fumado pero ahora se le esta dando a esto un ir y venir solo para sacar dinero y para engañar a cuatro pero claro a esa manada de politicos que tenemos que hay que pagarles sus vicios y de que mejor manera de sacar el dinero de unos cuantos con el ahora si se puede ahora no se puede y aqui a pagar todo el mundo siempre por el mismo producto

    cesar

    06/06/2010 at 23:00

  2. Tus argumentos para decir que es el dueño de un local el que decide si se puede fumar ó no no se sostienen por ningún lado. Entonces también podría decidir que sus empleados trajajaran 14 horas diarias y sin vacaciones.

    Si te interesan los mios los explico en este enlace.
    http://cigalitas.blogspot.com/2010/06/la-hosteleria-y-su-actitud-ante-el.html

    Toni

    07/06/2010 at 17:04

    • Naturalmente que opino que el propietario de un negocio es el que tiene que decidir si permite fumar o no. Al fin y al cabo también es el que decide que productos va a comercializar, que tipo de negocio va a ser y la forma de llevarlo. Eso incluye la opción de permitir fumar, porque naturalmente no tiene que ser un hostelero el responsable de aplicar una ley que han hecho otros. Para eso ya hay ciertos organismos encargados de ello.
      El ejemplo con el que ilustras de “trabajar 14 horas diarias y sin vacaciones” no lo considero pertinente ya que estás mezclando cosas que no tienen nada que ver. En tu blog dices que los hosteleros ponen el grito en el cielo por las grandes pérdidas que van a tener en sus ventas. Estoy totalmente contigo en que no va a ser así, no van a vender menos ya que el fumar en un bar es simplemente una cuestión de costumbres. En cuanto los fumadores se habitúen a fumar en el exterior se convertirá simplemente en otro modo de hacer las cosas.
      Piensa desde otro punto de vista; En un bar claro que no tienes porqué soportar el humo del cigarrillo del que que está a tu lado, pero también tienes la opción de irte a otro sitio, no? Al fin y al cabo si los no-fumadores somos una mayoría, como expones en tu blog, el hostelero que quiera vender seguro que no tendrá ningún problema en prohibir el uso del tabaco en su local. ¿pero qué pasaría entonces? Que si en tu grupo de amigos hay uno solo que fume, los demás “por solidaridad” iréis a un lugar donde se pueda fumar.
      Por otra parte me molesta muy mucho el doble rasero y cinismo que muestran nuestros dirigentes y sus socios las tabaqueras -socios al 70% y 30%- al hacer determinadas cosas, ya que están comercializando unas sustancias tóxicas donde ni siquiera se indican los componentes venenosos que distribuyen. Hay determinadas acciones como la contaminación atmosférica, que provocan muchas más enfermedades y muertes que el tabaco sin que se haga nada al respecto: se empiezan primero a solucionar las nimiedades y los problemas realmente graves se dejan sin solucionar.
      Pero una de las razones que me llevó a escribir este es que -y nadie parece verlo- el recorte de libertades al que nos están sometiendo sistemáticamente año tras año es brutal. Y encima la masa aplaude esas actuaciones renunciando a su propia libertad:
      – ¡¡Si, si, renuncio a mi libertad, pero a cambio prohíbe el uso del asqueroso tabaco, por favor!!

      La verdad es que somos TONTOS a más no poder. Estamos apoyando al ente que obtiene un beneficio abrumador de la comercialización del tabaco, cuando el mismo ente que “dice” que quiere prohibir su uso es el que más se está beneficiando de ello.
      Si lo primordial fuera la salud de las personas, en primer lugar se comercializarían tabacos de calidad y sin toxinas, que son las que realmente causan los daños en el organismo, tanto a nivel físico como psíquico. Y si después de eliminar esas toxinas el tabaco fuera aún muy dañino, lo mejor era prohibir su comercialización, ¿No crees? Me reitero, estos son los principios que rigen en la actualidad en casi todos los ámbitos: + PASTA y – LIBERTAD

      minotj

      09/06/2010 at 12:29

      • A mi me parece bien que la gente fume, beba, coma 5 hamburguesas diarias ó esnife coca. Es su problema. Empieza a ser el mío cuando el que fuma a mi lado me está envenenado a mi.
        No es restricción de libertad, es cuestión de salud y normas de convivencia. A mucha gente le gustaría ir con su coche a 200 km/h por la autopista y NO se puede. Según tu teoría, como a un conductor le gusta ir a 200 km/h, si a los demás usuarios de la autopista no les gusta pues que no circulen por ella… Pues en la cuestión del fumar lo mismo. La libertad de un fumador acaba donde empieza la nariz de un no fumador.

        Dices: “El ejemplo con el que ilustras de “trabajar 14 horas diarias y sin vacaciones” no lo considero pertinente ya que estás mezclando cosas que no tienen nada que ver”.
        Explícame por qué no tienen que ver. Todos los negocios públicos y privados estan regulados de alguna forma en cuanto a seguridad, salud, bienestar de los trabajadores, molestias a los demás, etc. ¿Por que la hosteleria quiere hacer lo que le venga en gana en beneficio propio y en detrimento del interés general respaldado por el 70% de la población?. Si se le deja escoger permitir ó no fumar, ¿por qué no se le va a dejar imponer a sus trabajadores las condiciones que le de la gana, ó no cumplir con los requisitos de sánidad ó no tener salida de emergencia si es el caso. Ridículo.

        Por último una pregunta. ¿Tú eres hostelero? En caso negativo, ¿trabajas en un negocio de hostelería?.

        Y además, la discusión tiene poco sentido ya. El 1 de Enero solucionado el problema y a fumar a la calle.

        Toni

        09/06/2010 at 12:58

  3. Mino: se te fue la pinza. ¿Cómo tienes el valor de decirme que me han metido en la cabeza que no me gusta el tabaco?

    El resto del artículo es de una simpleza conspiranóica que no merece la pena rebatir. Sólo tienes razón en una cosa: al estado le compensan los fumadores así que no dejéis de fumar, pero respetad a los que no queremos respirar vuestro humo. Y respetad los locales para no fumadores, si no, me veré obligado a pedir las hojas de reclamaciones. Aquí paz y después gloria 🙂

    Besos.

    Luis Miguel

    07/06/2010 at 21:20

    • “…así que no dejéis de fumar”, me dices. Luis, yo no fumo, por lo tanto hablo desde el otro lado de la cortina de humo, pero hay cosas que “caen de cajón”: Si tan malo es “ese” tabaco, que lo prohíban, punto. Lo demás son idioteces. Y repito que hay cosas más importantes en que pensar, como la contaminación que respiramos todos los días o las prohibiciones de todo tipo que nos crecen como las setas. Esos argumentos los has obviado totalmente, porque es evidente que prefieres agarrarte a algo más concreto que además está de moda.

      minotj

      09/06/2010 at 12:36

      • Vuelves a hablarme como si fuera un retrasado que no sabe discernir por sí mismo. Verás, cuando hables de esas “idioteces”, la contaminación que respiramos todos los días o las prohibiciones que nos crecen como las setas, te lo discutiré… o no, según me pete 🙂 En este articulillo hablaste del fumeteo, y a ello me referí.

        Vuelves a pasarte de frenada cuando me dices que me agarrao a una moda, dado que nunca he fumado. Aprovecho para celebrar que tú lo hayas dejado.

        Luis Miguel

        14/06/2010 at 23:02

      • Pues parece ser que no has prestado atención a mi respuesta ni a lo que te escribí; Lo que realmente me molesta es que gran parte de mi dinero se está invirtiendo en campañas antitabaco y eso me parece muy cínico. Si tan dañino es el tabaco que lo prohíban, no hay más opciones. Y no “me paso de frenada” cuando te lo digo, puesto que esta moda no consiste fumar -que ya sé que no fumas- si no en prohibir fumar, que es distinto. Si eres tolerante con los autobuses, los barcos, los camiones, los aviones y los coches -que contaminan mucho más- deberías serlo también con tu prójimo.

        minotj

        16/06/2010 at 01:29

  4. Hasta la fecha ningún maleducado arrancó un camión en mi portal, en mi ascensor o en mi bar favorito.

    En resumen:

    – No me gusta el tabaco (y nadie me ha tenido que convencer de ello, te lo juro por esnupi).

    – No se puede fumar en sitios públicos ni cerrados. ¿Querías prohibición? Ahí la tienes. El que quiera fumar, que se vaya a la calle o a su casa (y esto con limitaciones, no vaya a fumar en el baño y atufe a sus vecinos a través de los conductos de ventilación, p.e.).

    – Las cuentas del abuelo no deben ser rápidas, sino al contrario, bien estudiadas.

    – Hablar de “saludable vida” a los 85 años de un fumador tiene un cierto punto de demagogia (http://es.wikipedia.org/wiki/Demagogia).

    – Vuelves a pasarte de frenada cuando presumes que soy tolerante con los vehículos contaminantes.

    – ¿Vas a prohibir los aviones, los coches, los barcos y los camiones? ¿Qué soluciones alternativas propones para el transporte mundial?

    Ya que estamos, revisa tus soluciones, es curioso que pidas todo el beneficio para la sanidad y a renglón seguido niegues la sanidad pública a los fumadores.

    Demagogia pura, quizá no has meditado bien lo que nos querías contar.

    Luis Miguel

    16/06/2010 at 17:35

  5. Desde la Plataforma Prohibido Prohibir pensamos que la base de la convivencia entre fumadores y no fumadores está en la educación, el respeto y la tolerancia recíprocas. Una prohibición total tendría unas consecuencias tanto sociales como económicas desacertadas.

    En el siguiente enlace os dejo un vídeo que, además, pone de manifiesto la falta de verdad de las cifras manejadas desde el Ministerio de Sanidad con las cifras que se dan en la realidad:

    Ver vídeo

    Prohibido Prohibir

    21/06/2010 at 13:19

  6. hola, en mi negocio permito fumar. por dos razones muy simples. primera porque la libertad termina donde se impone la dictadura. segundo por que la libertad de la persona esta ante la oportunidad politica. no entro en si esta bien o mal. soy libre de permitir y de consentir la entrada ami local. no hay ley en la constitucion que diga que no tengo derecho a la libertad de eleccion. que tendre que pagar multas? no porque antes me hago insolvente o hago quiebra. ves es facil. si no soy capaz de ser libre, para que trabajo?para mantener a unos incompetentes? no a votar, pero a ninguno. que se vayan todos pues todos aprobaron la ley. y si hay alguno que valga la pena que lo intente. pero yo por ahora intento no se vote es mi consejo ante una falta en la empresa te echan, pues nuevos politicos y formaciones nada de exdictadores y de incompetentes sin estudios ni ideas aceptables. si a la libertad, quien no quiera humo que vaya al bar de enfrente 😉

    juan

    22/01/2011 at 15:33

  7. la solución para preservar el planeta es destruir a la raza humana, matarlos a todos, que no quede ni uno vivo. Un llamado a los extraterrestres, si tienen algun método para exterminar a toda la raza humana pero sin dañar el planeta… háganlo… por el bien del planeta TIERRA.

    euler

    03/02/2011 at 17:56

    • Bueno hombre, no crees que habrá alguna otra solución? Tu no te consideras responsable? Porque tu también eres humano, no?

      minotj

      03/02/2011 at 23:08


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: