El Blog de Minín

Opinion alternativa

Los hombres estamos mejor callados

leave a comment »


Marysol González Sterling

Hay una investigadora llamada Marysol González Sterling que hace ya años que está investigando en su laboratorio almeriense -incluso posee un observatorio solar- los efectos que tienen la luz y el sonido sobre el cuerpo humano. Pues bien, ha descubierto cosas interesantes, como que los ultrasonidos -determinados ultrasonidos- y determinadas ondas de luz pueden afectar y modificar nuestros genes (como ya adelanté en “ilusión y realidad” otros investigadores también han llegado a esa misma conclusión). De manera que proporcionando la luz o los sonidos adecuados una persona enferma puede curarse.

Pero voy a ir al grano; Desarrolló un software llamado “biosonic” que unido al electrocardiograma que detecta las proporciones phi del investigador Dan Winter puede detectar los armónicos que genera el corazón al latir. Armónicos que dejan de estar presentes en cuanto se habla, pero ojo, eso solo ocurre en el caso de los hombres, ya que con las mujeres esos armónicos están siempre presentes:

“Winter posee un electrocardiograma que detecta las proporciones phi. Y lo que hicimos fue grabar la voz de las personas y comprobar luego si su frecuencia vocal era la misma que la del corazón. Y pasó algo sumamente curioso: cuando grabábamos a los varones no lo podíamos reflejar porque en el momento en el que hablaban ¡en el corazón dejaba de haber armónicos, de haber coherencia! Nosotros decíamos que el corazón ‘dejaba de cantar’. Es decir, dejaba de tener sensaciones. Lo que indica que los varones usan más el hemisferio izquierdo del cerebro al hablar. En cuanto se ponían a hablar el corazón dejaba de tener armónicos. Sin embargo las mujeres podemos hablar y sentir a la vez. Espero encontrar pronto algún hombre –nos diría sonriendo con ironía- que pueda hacerlo también. En fin, me he especializado en comprender la coherencia en términos vibratorios entendiéndola como un estado de salud. Y añadiré que tras muchos años de investigación he comprobado algo tan llamativo como sugerente: la emoción más curativa es ¡el entusiasmo! Vivir las cosas plenamente y hablar con entusiasmo lleva a la curación”.

En resumidas cuentas, que los hombres estamos mejor calladitos 😀

ENLACES:

– Artículo de Rafael Palacios en Discovery DSalud

Página web del software Biosonic

Entrevista a Dan Winter y su biografía por Carlos González

Más diferencias entre hombres y mujeres

Anuncios

Written by Mino

09/05/2010 a 12:49

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: